En los polos productivos el Ministerio de la Agricultura centra su atención y esperanzas

El Ministerio de la Agricultura centra hoy su atención y esperanzas en los polos productivos agropecuarios y forestales, dirigidos a los balances nacionales, a abastecer las grandes ciudades, la industria alimenticia y el turismo, a sustituir importaciones y exportar; aunque tampoco descuida los sistemas alimenticios locales, a nivel de municipio.
En los polos productivos el Ministerio de la Agricultura centra su atención y esperanzas

La Habana, 9 sep.— El Ministerio de la Agricultura centra hoy su atención y esperanzas en los polos productivos agropecuarios y forestales, dirigidos a los balances nacionales, a abastecer las grandes ciudades, la industria alimenticia y el turismo, a sustituir importaciones y exportar; aunque tampoco descuida los sistemas alimenticios locales, a nivel de municipio.

Uno puede tributar al otro, afirmó en la Mesa Redonda Informativa Maury Hechevarría Bermúdez, viceministro de ese organismo, aunque dedicó su comparecencia al primero, no sin antes aclarar que se trata de la coordinación y articulación consciente y ordenada de los actores económicos en un mismo espacio geográfico, para lograr una mayor integración de la cadena de valores alimenticios.

La cifra anda por 64 polos creados ya en el país, entre los cuales hay 15 de cultivos varios, cuatro arroceros y de granos, cinco de café, cacao y coco; 13 ganaderos, tres de frutales, ocho madereros y uno de apicultura, pero aunque cada uno esté especializado en esas u otras líneas están llamados a producir también leche, carne, viandas, etc, en aras de la diversificación y el autoconsumo.

Muy esperanzados están los directivos y especialistas del Minag en las potencialidades que tienen esos sistemas, pues propician el desarrollo económico y social de las comunidades y municipios, el retorno de los ingresos monetarios para nuevas inversiones y poseen la facultad de hacer comercio exterior.

A su vez facilitan el encadenamiento, concentrar los recursos en los lugares más productivos, utilizar de manera eficiente la ciencia, la innovación y la tecnología, generalizar los resultados científicos, potenciar la agricultura local, y al contar en sus estructuras con agroindustrias cierran ciclos productivos.

En el espacio radio televisivo se expusieron los ejemplos de las empresas de cítricos y frutales Victoria de Girón, en el municipio matancero de Jagüey Grande; La Cuba, en Ceballos, Ciego de Ávila, y de Ceiba, en Artemisa, que abastece la capital, las cuales entre otras exhiben alentadores resultados incluso en la entregas de viandas y hortalizas.

Al decir de Frank Castañeda Santalla, director de la Osde Agrícola, se quiere que los polos dispongan también de una unidad productora y comercializadora de semillas, otra de ciencia e innovación y se conviertan en entidades exportadoras de bienes y servicios, además de estar vinculadas a universidades y centros científicos.

Pero a su vez se les controla y exige por que logren una utilización eficiente del fondo de tierra, el crecimiento de las áreas bajo riego, altos rendimientos por hectárea, mayor rotación de los cultivos especialmente de los de ciclo corto, y alcancen un nivel de financiamiento para la compra de insumos, como explicó en la Mesa Redonda Informativa Miguel Rosales Román, director de la Agricultura en ese organismo. (Fidel Rendón Matienzo)

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.