Explican modificaciones al protocolo cubano de actuación contra la COVID-19

Como parte de las actuales condiciones epidemiológicas del país y en medio de un contexto marcado por la vacunación contra la COVID-19, son aplicados nuevos protocolos que agilizan el diagnóstico y tratamiento de casos positivos al nuevo coronavirus.
Explican modificaciones al protocolo cubano de actuación contra la COVID-19

La Habana, 24 jul.— Como parte de las actuales condiciones epidemiológicas del país y en medio de un contexto marcado por la vacunación contra la COVID-19, son aplicados nuevos protocolos que agilizan el diagnóstico y tratamiento de casos positivos al nuevo coronavirus.

La doctora Ileana Morales Suarez, directora nacional de Ciencia e Innovación Tecnológica del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), afirmó que la versión 1.6 del conjunto de procederes para el tratamiento a los pacientes confirmados y sospechosos sigue vigente, pero se introdujeron importantes modificaciones.

Entre los cambios más importantes, señaló que, si una persona de bajo riesgo clínico es positiva al test de antígeno, podrá ser ingresada en el hogar con medidas terapéuticas; mientras que los pacientes de alto riesgo serán trasladados hacia los hospitales.

Del mismo modo, aunque el diagnóstico resultara negativo y el individuo presentara síntomas del SARS-COV-2, a la vez que sus patologías sean consideradas de mediana y alto riesgo, será internado en las unidades de salud.

El doctor Francisco Durán García, director nacional de Higiene y Epidemiología del Minsap, aclaró que entre las condiciones que no permiten el ingreso domiciliario está que la estructura de la vivienda; la distancia en el acceso al consultorio para la evaluación médica diaria; la presencia de familias disfuncionales; niños menores de 12 años, embarazadas y puérperas.

Igualmente se excluyen los niños de 12 a 18 años de edad con patologías asociadas y demás pacientes con enfermedades crónicas descompensadas o condiciones de gravedad como son hipertensión arterial, diabetes mellitus, enfermedad renal crónica enfermedad pulmonar, obesidad mórbida o el cáncer.

Como parte de la vigilancia epidemiológica, Durán García expuso que, si una persona presenta síntomas como fiebre, diarrea, o decaimiento, además de los ya comunes a la enfermedad, inmediatamente se le realizará un test de antígeno y si resultara positivo, un PCR en tiempo real para su confirmación.

Dijo, además, que los contactos de casos confirmados a la COVID-19 permanecerán aislados en sus domicilios por un periodo de 14 días, a la vez que se realizarán estudios poblacionales de forma estratificada, con previa consulta y aprobación del Grupo Técnico Nacional del MINSAP.

También al paciente ingresado en las salas de los hospitales y con criterios clínicos de alta se le realizará al quinto día un test de antígeno y si persiste en su positividad, se reevaluará a las 48 horas, añadió el especialista.

Comentó asimismo que la nueva actualización del protocolo sanitario para la Covid-19 conlleva un aumento de la responsabilidad de las familias dentro del hogar y refuerza la importancia de la pesquisa en la comunidad para detectar con oportunidad a personas sospechosas o con síntomas de la enfermedad. (Yandry Fernández Perdomo)

 

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.