Establecen fecha tope de circulación del peso convertible

Spread the love

La Habana, 11 dic.— El peso convertible dejará de circular a los 180 días del comienzo de la unificación monetaria y cambiaria el primero de enero de 2021, de modo que tras ese periodo el peso cubano- unidad monetaria de la República de Cuba- será el medio de pago que tendrá curso legal en todo el territorio nacional, con poder liberatorio ilimitado y recibido por su valor nominal.

La Gaceta Oficial extraordinaria de la República de Cuba número 68 publicó hoy el Decreto-Ley 17 referido a la implementación del proceso de ordenamiento monetario, el cual señala que durante ese plazo el efectivo en poder de las personas naturales será aceptado para su canje en las casas de cambio y sucursales bancarias a la tasa de cambio establecida a la entrada en vigor del presente texto.

El Banco Central de Cuba asimismo dispone que en las tiendas u otros establecimientos previamente autorizados se aceptarán pesos convertibles al solo efecto de ejecutar la transacción que se realice y retirarlo de la circulación.

Como resultado de la unificación cambiaria se devalúa la tasa de cambio del peso cubano frente a las monedas extranjeras en el segmento de las personas jurídicas y se establece una sola tasa de cambio del peso cubano para toda la economía.

Refiere, además, que como parte de la implementación del ordenamiento monetario en el país se iniciará el proceso de corrección de precios relativos en las personas jurídicas a favor de la eficiencia económica, tomando en cuenta los impactos sociales y la devaluación del peso cubano en estas.

Apunta la eliminación de forma gradual de los subsidios excesivos y gratuidades indebidas con el objetivo de hacer una redistribución diferente de los recursos disponibles en la economía; para ello se realizará una corrección de precios minoristas de los mercados normados y liberados en pesos cubanos con el fin de que sean continuidad de los precios mayoristas.

Y los subsidios se otorgarán a las personas en lugar de a los productos, hasta que de forma gradual, estas puedan financiar el consumo con sus ingresos.

De igual modo acota la elevación del salario mínimo en correspondencia con el costo de la canasta de bienes y servicios, que satisfaga los requerimientos nutricionales mínimos del trabajador y su familia.

Realizar la reforma integral de salarios, pensiones y prestaciones de la asistencia social que permita la eliminación gradual de los subsidios excesivos y gratuidades indebidas y las distorsiones salariales existentes; así como lograr que el salario se convierta en la fuente principal para financiar el consumo del trabajador y su familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cinco =