Primero de Enero de 1959

Primero de Enero de 1959

Santiago de Cuba, 1 ene.— No hay pueblo sin historia y no hay historia sin fechas para recordar y una fecha memorable en la historia patria es aquella del Primero de Enero de 1959 cuando el pueblo cubano logró lo que más había anhelado durante siglos y por lo que había luchado durante más de 90 años: la libertad y la independencia definitivas de Cuba.

Largo fue el camino para llegar a ello, desde el 10 de octubre de 1868 hasta el Primero de Enero de 1959. Cuántos cubanos dignos lo comenzaron a recorrer y no lo terminaron: Carlos Manuel de Céspedes, Ignacio Agramonte, Antonio Maceo, Máximo Gómez, Guillermón Moncada, José Martí, Calixto García, Carlos Baliño, Julio Antonio Mella, Antonio Guiteras, Abel Santamaría, Frank y Josué País, Otto Parellada, Tony Alomá, José Antonio Echeverría y muchos hombres más que tuvieron fe en esa Revolución y que fueron abonando con sangre generosa el camino de la victoria.

Con justeza Fidel lo dijo aquel Primero de Enero en el Parque Céspedes: “Esta vez los mambises si entraron en Santiago”. Y la palabra “mambises” los incluía a todos. A los que un día se alzaron en La Demajagua, a los que protagonizaron el Grito de Baire, a los que en la mal llamada “República” no admitieron doblegarse, y de una u otra forma manifestaron su inconformidad, como los del Moncada, los del Granma, los del Asalto a Palacio Presidencial, los del 30 de Noviembre o los de la sierra y el llano.

Pero también aquel Primero de Enero Fidel dijo: “La Revolución ha triunfado. La lucha comienza ahora”. Y los 59 años transcurridos le dieron la razón. Duras y difíciles batallas hemos librado desde entonces. Unas con las armas en las manos. Otras con los libros lápices y libretas; muchas con las azadas, las mochas y el machete; o con las ideas dignas y justas de nuestra causa y las más, con el valor, el coraje y a pecho abierto, como lo hicieron los mambises en el 68 y el 95 o como lo hicieron los del Moncada y la Sierra.

Este Primero de Enero de 2019 nos traerá el recuerdo de aquel de 1959 y nos traerá también la decisión de no cejar en la lucha, de seguir siempre hacia adelante, de no temerle a nada ni a nadie, de seguir creando con nuestras manos y sudor, el futuro que nos pertenece y alzar nuestras voces y si fuera preciso nuestras armas, para defender la Revolución hasta la victoria siempre.

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.