Regresaron a Cuba últimos colaboradores de la salud en Ecuador

Santiago de Cuba, 20 nov.— El último grupo de colaboradores de la Misión Médica de Cuba en Ecuador regresó hoy a la Patria con los más altos sentimiento de lealtad y compromiso a las ideas del líder de la Revolución Fidel Castro, a quien dedicaron con honor su trabajo, desde Santiago de Cuba donde se atesoran sus cenizas.

Así manifestó el doctor Hiram Luis Mena, oftalmólogo de la provincia de Holguín, a nombre de los 183 internacionalistas que recibieron, en el Aeropuerto Internacional Antonio Maceo de esta ciudad la más cordial bienvenida por dirigentes del Partido Comunista de Cuba, el Gobierno y el Ministerio de Salud Pública, en representación del pueblo cubano.

Con sentimientos encontrados se despidieron de los humildes, argumentó Mena, la alegría por llegar a la Isla, que es distinta, y tristeza porque el llanto caracterizó las despedidas y cientos de llamadas agradecieron y solicitaron la permanencia de los galenos ante la decisión del presidente Lenin Moreno de cerrar bruscamente los convenios médicos.

Los testimonios en un salón del aeropuerto santiaguero trajeron lágrimas en rostros ajenos a esa profesión, el silencio cómplice dejo escuchar a la mujer operada por el oftalmólogo que pudo conocer a sus nietos, al niño de 14 años incapacitado de ver a sus seres queridos o el anciano que agradeció al “doctorcito” porque ya no era una carga para su familia.

Ese cariño es imborrable aunque el gobierno de los Estados Unidos lo pretenda, los cubanos son seres humanos que luchan por la salud de los humildes, salvan vidas, devuelven la visión, y eso es intolerable porque al imperio no le interesa que millones no tengan acceso a un servicio mínimo de salud.

Raúl Hernández, de la provincia de Granma, aseguró a la ACN el placer de estar en esta urbe y cumplir con el legado de Fidel, poniendo en alto la bandera de los principios de la Revolución.

Hernández, que laboró como imagenólogo bajo el convenio de esa especialidad, dijo que la situación es crítica en Ecuador al salir toda la misión cubana y aseveró que hasta el año que viene no tendrán ese servicio en el Hospital donde estuvo, ni en toda la nación.

El impacto negativo ya llega a la población, de hecho ya lo sufren, porque detrás de esas decisiones y política se encuentra la mano de Estados Unidos que está obligando a los gobiernos títeres a hacer estos cambios y a denigrar la labor de los internacionalistas de la mayor de las Antillas.

Desde 1992 se estableció la colaboración médica con el país ecuatoriano, aunque desde la década de los 80 existió cooperación ante desastres naturales como intensas lluvias y terremotos. María Antonia Medina Téllez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 − 1 =