Presidente cubano subrayó rol de la ciencia en la solución de los problemas del país

La Habana, 19 feb.— Miguel Díaz-Canel subrayó que muchos de los complejos problemas que tiene el país solo podrán ser resueltos a través de la ciencia y la innovación, durante los análisis sobre el quehacer de 2018 del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Reseña hoy el diario Granma que al presentar el informe, la ministra del ramo, Elba Rosa Pérez Montoya, explicó que el mismo contiene un resumen del trabajo desplegado durante el 2018 por el organismo, tanto en el cumplimiento de sus actividades rectoras como hacia lo interno en apoyo a las mismas.

Puntualizó que las políticas recientemente aprobadas sobre los sistemas de ciencia y de medioambiente se deben implementar en el presente año y darles un seguimiento constante.

En el exhaustivo intercambio se destacó, entre otros elementos, la importancia de preservar y desarrollar el potencial científico con que cuenta el país, que se complementa con la formación de los profesionales de las industrias, lo cual permite dinamizar la introducción de los resultados.

Roberto Morales Ojeda, vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, reconoció el avance del trabajo del organismo en el periodo de análisis e insistió en que para el presente año debe consolidar su papel rector en las actividades que le corresponden.

El Presidente Díaz-Canel subrayó la importancia del trabajo desarrollado para concretar acciones en todo el país como parte de la Tarea Vida, y los ingentes esfuerzos que desde hace años ha venido realizando el Ministerio para preservar la memoria histórica, patrimonio de la nación que en las diferentes instituciones se conserva.

Por otra parte, insistió en que para tener un buen sistema de trabajo resulta fundamental el vínculo constante con la base, el conocimiento de los problemas existentes en los diferentes sectores de la economía y lograr una verdadera integración que permita destrabar problemas y un mayor impacto en la economía y en la sociedad.

Recordó que como premisa en su actuar cotidiano los cuadros tienen que acudir constantemente a la investigación científica, a la informatización y a la comunicación social, de manera tal que contribuyan al desarrollo de los diferentes sectores.

Cada vez que abordemos un tema debemos convocar y escuchar a aquellos que más saben, quienes más conocimientos tienen, lo cual da calidad en las soluciones, enfatizó.

Por eso todos los ministerios tienen que acudir a las universidades, llevar allí sus demandas de investigaciones y a la vez escuchar las potencialidades de estas. Tiene que ser una prioridad en el trabajo cotidiano la integración con las universidades y los diferentes centros de estudio e investigación, lo que permitirá lograr un mayor desarrollo.

Al referirse a la formación de doctores, enfatizó en que en ocasiones se concretan muchos temas de innovación que aportan importantes soluciones y no se llevan a tesis de doctorado. Todavía podemos hacer mucho más en la formación doctoral; el país lo necesita.

Instó a trabajar en la selección y preparación de la reserva científica en las universidades y entidades de ciencia, pues estos jóvenes son el relevo del potencial científico con que hoy contamos. «Debemos tener bien claro quiénes son los más capaces, cómo los atendemos, cómo los motivamos, cómo los preparamos».

Finalmente, subrayó que el enfoque más integral ante cualquier problema es el del desarrollo sostenible, en él se integran la economía, la sociedad y el medioambiente e incluye todos los saberes y tecnologías. (Yaima Puig Meneses)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + seis =