Homenaje a un campesino destacado

Foto: Autor

Santiago de Cuba, 16 may.— El homenaje al campesino Ramón Vargas Molina no se hizo público en el acto de la provincia por el 17 de Mayo, sencillamente porque la dirección de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) lo dejó para la festividad que hiciera la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) “Domingo Hernández” con la finalidad de que el reconocimiento fuera compartido por todos los socios.

Tal y como se pensó la entrega de la condición de Vanguardia Nacional de la ANAP y el Sello conmemorativo por el aniversario 60 de la creación del organismo anapista a Ramón superó todas las expectativas.

Con esas distinciones se corroboró que Ramoncito, como se le dice cariñosamente es un ejemplo a seguir dentro de la CCS y fuera de ella.

Foto: Autor

Es bueno significar que este campesino se integró hace 16 años a la “Domingo Hernández” con una pequeña finca de algo más de 8 hectáreas en la zona de El Cañón, al lado norte del Puerto de Boniato, animado por el deseo de producir alimentos para el pueblo.

Para él nada fue fácil. Tuvo que trabajar muy duro para cambiar su pedazo de tierra, que a decir verdad era un monte tupido que inicialmente le otorgaron para levantar su finca “La Fortaleza”.

Preguntando aquí o allá, y sobre todo estudiando cada material que le caía en las manos, Ramón Vargas adquirió poco a poco toda una cultura en materia de agroecológica para conservar el suelo.

Este santiaguero mantiene casi 20 cultivos en su pequeña finca, donde el policultivo también lo caracteriza. De esta forma, es uno de los campesinos de la CCS “Domingo Hernández” que más alimentos entrega año tras año.

Su finca “La Fortaleza” ostenta la condición de Referencia Nacional por el empleo sistemático de las prácticas agroecológicas para lograr una Agricultura Sostenible.

Si hoy día crece el interés en Santiago de Cuba de producir alimentos sanos sin la ayuda de elementos químicos, se debe a hombres como Ramón Vargas Molina que sin dudas son ejemplos a imitar, no solo en Santiago de Cuba, sino un poco más allá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − quince =