Desarrollan acciones en respuesta a la Tarea Vida en Santiago de Cuba

De Santiago | | 0 |

Santiago de Cuba, 2 dic.— Acciones estratégicas que contrarrestan afectaciones en zonas vulnerables por el cambio climático se desarrollan en la provincia de Santiago de Cuba, en respuesta a los objetivos de la Tarea Vida y su consolidación en el territorio.

María Luisa Bueno, jefa de la Comisión de Salud, Comunales y Ciencia, del Poder Popular provincial, afirmó que identifican dos zonas vulnerables en los municipios de Santiago de Cuba y su bahía, y la línea costera de Guamá, sus asentamientos poblacionales y la Carretera Granma a poca distancia del litoral.

Por eso se adoptan medidas para impedir la ejecución de nuevas viviendas en esos lugares amenazados y pronosticados a desaparecer por inundaciones reiteradas, a la vez que desarrollan conceptos de infraestructura constructiva adecuados a los desbordamientos en franjas bajas.

También se refirió al ajuste de la actividad agropecuaria en el uso de la tierra, por sequía o crecidas, a fin de reducir áreas de cultivo próximas a las playas, a la diversificación de las siembras, la mejoría de las condiciones del suelo y la introducción de variedades resistentes.

Bueno especificó la necesidad de fomentar la percepción de riesgo en la población, de las acciones ajustadas a los planes de reordenamiento urbano, del incremento de la reforestación y de la recuperación de playas como soluciones naturales inducidas, entre otras.

En el sistema de la Agricultura diseñaron respuestas en los dos municipios, que incluyen los Consejos Populares de Sigua, Siboney, Agüero-Mar Verde y Ciudamar, en tanto se afectan algunas empresas, estructuras productivas, cooperativas, fincas forestales, hectáreas de cultivos varios y pastos.

Entre las prioridades del Gobierno en el territorio se enumeran proyectos con soluciones en el alcantarillado de Santiago, la presa Baconao, el trasvase a esta ciudad y la vialidad y puentes en la carretera Granma.

La bahía de bolsa de Santiago es objetivo esencial en la primera etapa de la Tarea Vida, por lo que se atienden las instalaciones que la afectan ambientalmente con sus residuos, entre esas la Refinería, la fábrica de cerveza Hatuey, la Planta Procesadora de Soya, la Refinadora de Aceite y el drenaje de la avenida Trocha.

Ofelia Pérez, directora del Centro de Estudios Multidisciplinarios de Zonas Costeras (Cemzoc) de la Universidad de Oriente, destacó como una fortaleza las investigaciones realizadas en torno al tema, y especificó el papel de los decisores en la aplicación de esos resultados.

En esos estudios se identifican dificultades como la baja percepción del riesgo ante la intrusión salina, la disminución de la línea de costa, lo imperante de sembrar mangle, y que los presupuestos aprobados para cumplir los fines de la Tarea Vida tengan un respaldo científico para su uso óptimo, concluyó Pérez. (María Antonia Medina Téllez)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 3 =