¿Qué falta para incentivar más la inversión extranjera y vincular a los actores económicos?

Granma
Granma
Órgano Oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.
Incrementar las exportaciones de bienes y servicios desde una proyección de trabajo diferente, con un estilo dinámico, proactivo, eficiente, que tenga como base los tres pilares de gestión de gobierno identificados por la dirección del país, resulta una prioridad para la economía de la nación y, concretamente, para las actividades del comercio exterior y la inversión extranjera.
¿Qué falta para incentivar más la inversión extranjera y vincular a los actores económicos?

La Habana, 15 mar.— Incrementar las exportaciones de bienes y servicios desde una proyección de trabajo diferente, con un estilo dinámico, proactivo, eficiente, que tenga como base los tres pilares de gestión de gobierno identificados por la dirección del país, resulta una prioridad para la economía de la nación y, concretamente, para las actividades del comercio exterior y la inversión extranjera.

Ricardo Cabrisas Ruiz, vice primer ministro, en el balance de trabajo anual del Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex), dijo que hay que tener en cuenta, además, la necesidad de diversificar y encontrar nuevos nichos de mercados, en alianza con las formas de gestión no estatal, y ser capaces de recuperar aquellos rubros tradicionales, que resulten viables.

Destacó que debemos ser capaces de aprovechar la autonomía que se le ha ido otorgando a los municipios y el proceso de descentralización, en aras de encontrar nuevos fondos exportables y encadenar a los diferentes actores de nuestra economía.

Cuba dejó de ingresar el año pasado cerca de 3 000 millones de dólares respecto a 2019, debido, no solo a la pandemia de la COVID-19 y a la caída de actividades económicas fundamentales, tales como el turismo, sino, además, por el impacto negativo del bloqueo económico recrudecido del Gobierno de EE. UU., la crisis económica mundial y la inclusión arbitraria de la Isla en la lista de Washington de países que patrocinan el terrorismo, resaltó.

Indicó que en medio de tal escenario, tenemos el reto de un trabajo conjunto, mancomunado, a todas las instancias, en función de fomentar la inversión extranjera, la sustitución efectiva de las importaciones, y el cumplimiento de los planes de exportación, aprovechando también todo lo que nos puede aportar la ciencia y la innovación.

Al respecto, Rodrigo Malmierca Díaz, titular del Mincex, señaló que la nueva cartera de oportunidades, coherente con los principales ejes estratégicos del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030, cuenta con 678 proyectos, de ellos, 130 priorizados.

Otra de las prioridades de trabajo, subrayó, recaen en el financiamiento externo y los mecanismos para renegociar o saldar las deudas contraídas, aprovechar mejor el monitoreo de precios y las preferencias arancelarias para la concertación de negocios, así como priorizar la cooperación internacional y los proyectos que contribuyan a la salud y a la producción de alimentos.

Hizo referencia, además, a la implementación de la firma digital dentro de los procesos  de trabajo, y lo que aporta contar con las ventanillas únicas del comercio exterior y la inversión extranjera, respectivamente, así como del mapa de exportaciones, plataforma digital en la cual ya aparecen identificados más de 1 270 productos con posibilidades de exportación.

Joel Queipo Ruiz, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido y jefe de su Departamento Económico, enfatizó en el impacto necesario que debe «sacudir» la política de comercio exterior en el país.

La economía, aseguró, conlleva un aseguramiento político, teniendo en cuenta su impacto en la sociedad, aún más en nuestro país, que se ha dispuesto a defender y construir el socialismo. Es preciso, dijo, elevar la cultura económica y jurídica de nuestra población, sin abandonar esa máxima de intercambiar y nutrirnos de la sabiduría popular.

Ello permitirá, desde la base hasta los niveles de dirección, no solo conocer las normativas, sino saber realmente cómo aplicarlas. Hoy existe cierto desconocimiento en torno a las medidas aprobadas, lo cual muchas veces no deja destrabar los problemas y encauzar las soluciones.

Asimismo, resulta necesario fomentar una cultura de comercio exterior, y socializar, además, las buenas prácticas que favorezcan el encadenamiento productivo y la concertación de negocios. ()

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.