Rusia aguarda respuesta de EEUU sobre garantías de seguridad

Prensa Latina
Prensa Latina
https://www.prensa-latina.cu/
El duelo diplomático entre Rusia, Estados Unidos y la OTAN por los posibles resultados de las conversaciones sobre garantías de seguridad exigidas por el Kremlin y las respuestas esperadas, marcó la semana informativa en este país.
Rusia aguarda respuesta de EEUU sobre garantías de seguridad
 
Moscú, 22 ene.— El duelo diplomático entre Rusia, Estados Unidos y la OTAN por los posibles resultados de las conversaciones sobre garantías de seguridad exigidas por el Kremlin y las respuestas esperadas, marcó la semana informativa en este país.
 

Como colofón de los intercambios estuvo el diálogo de la víspera en Ginebra entre el canciller ruso, Serguéi Lavrov, y el secretario de Estado estadounidense, Joe Biden, quien prometió que Washington entregaría sus puntos de vista sobre las iniciativas de Moscú la próxima semana.

En conferencia de prensa tras el encuentro, el funcionario ruso destacó que ese fue uno de los compromisos de la Casa Blanca, aunque, según dijo, la parte norteamericana volvió a limitar cualquier avance de las negociaciones al tema de la supuesta amenaza de invasión de su país a Ucrania.

“Nuestros colegas estadounidenses trataron de nuevo de dar prioridad a los problemas en la frontera entre Rusia y Ucrania, trataron de condicionar todo lo demás con la necesidad de la llamada desescalada. Esto ya ha pasado ser un tipo de conjuro”, apuntó.

Advirtió que en este momento cualquier debate sobre las relaciones entre Moscú y Washington se reduce a la situación en Ucrania. “En las relaciones ruso-estadounidenses todo se reduce a cómo se sienten Zelensky (Vladimir, el presidente de Ucrania) y su régimen. No es correcto”, subrayó.

El jefe de la diplomacia rusa señaló que su país no podrá evaluar si sus contactos con Washington están en el camino correcto o en el equivocado hasta que reciba respuestas por escrito de Estados Unidos a todos los puntos mencionados en los borradores de acuerdos entregados a la parte estadounidense.

Las acusaciones y conjeturas acerca del inminente ataque ruso a Ucrania fluyeron desde la presidencia, el Departamento de Estado y el Pentágono de Estados Unidos en un coro uniforme al que se unieron también sus aliados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte.

El anuncio reciente de las maniobras militares entre Rusia y Belarús, del 10 al 20 de febrero, en territorio de este último, avivó la llama de la propaganda sobre el tema.

Una alta funcionaria del Departamento de Estado estadounidense echó más leña al fuego cuando declaró que los próximos ejercicios conjuntos entre ambos países podrían permitir a la parte rusa atacar a Kiev desde la dirección norte.

Mientras, en Kiev, el canciller ucraniano, Dmitri Kuleva, confirmó que la ayuda militar de Estados Unidos a su país en 2021 fue de 650 millones de dólares, la mayor desde 2014.

El funcionario subrayó este jueves que la Casa Blanca prometió que continuará fortaleciendo las capacidades defensivas de su país, incluso con armamentos letales.

Las palabras de Kuleva tuvieron lugar cuando Rusia ha denunciado que la militarización de Ucrania constituye una de sus «líneas rojas», es decir, una amenaza de primer nivel para su territorio, y exigió a Washington el cese de las entregas de armamentos a Kiev.

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.