Dos tesoros invaluables para preservar: unión y continuidad

Granma
Granma
Órgano Oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.
Dos tesoros invaluables para preservar: unión y continuidad

Ante quienes pretenden fracturar la identidad nacional y desconocer nuestras raíces y nuestra historia, a través de un intenso bombardeo de la industria del entretenimiento y de las redes sociales, no hay mejor antídoto que la unidad de todos los patriotas bajo la conducción del Partido Comunista de Cuba.

Esa idea, entre otros asuntos medulares de la actualidad nacional, fue resaltada por Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Comité Central del Partido y presidente de la República, durante los debates de la asamblea de balance de la organización en el municipio de Camagüey.

A la cita partidista asistieron, además, Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político y secretario de Organización y Política de Cuadros, y el Héroe de la República de Cuba Gerardo Hernández Nordelo, coordinador nacional de los Comités de Defensa de la Revolución.

Tras reconocer la simbiosis de sabiduría colectiva, expresada en las intervenciones de militantes veteranos, jóvenes, académicos, empresarios y profesionales, todas sobre la base de la realidad que se vive en cada lugar, el dirigente cubano aseguró que la reunión constituyó una lección de cómo tiene que trabajar el Partido.

Luego de enfrentar dos años retadores, de una complejidad tremenda para el país, que a la vez significaron un aprendizaje, Díaz-Canel subrayó que hoy el país cuenta con estrategias para asumir todos los desafíos: el bloqueo, la subversión ideológica, la pandemia de la COVID-19 y la recuperación económica y social.

«Todo ello –precisó– está contenido en las directrices, ideas, conceptos y acuerdos derivados del 8vo. Congreso del Partido. Ese es nuestro referente. Nos dio luz sobre cómo fortalecer la vida interna de la organización y su proyección, a partir del ejemplo de sus militantes, hacia todos los ámbitos de la sociedad cubana».

Díaz-Canel explicó que hay que aprender a trabajar bajo estos conceptos, en especial en los programas sociales, para lo cual, dijo, se necesita ir no solo a lo físico, sino también a lo espiritual, es decir, «atender las necesidades y aspiraciones del pueblo sin vulgarizar, sin dogmas y sin ceder en los principios».

 COMBATIR LA INCULTURA Y LA INDECENCIA

El delegado Sergio Morales Vega se refirió a la necesidad de aprovechar mejor las potencialidades del municipio de Camagüey, como pilar de la cultura, en el combate contra las manifestaciones de incultura e indecencia, caldo de cultivo favorable para fomentar las agresiones contra la Revolución y el socialismo.

«Quitemos el “in” de ambas palabras –expresó el presidente de la filial camagüeyana de la Uneac–, y estaremos haciendo una efectiva labor político-ideológica. Para ello contamos con un ejército de artistas profesionales y aficionados de muchísimo talento, pero también fieles defensores de la Patria».

Efrén Álvarez Rodríguez, de la Universidad de Camagüey, comentó que «el primer gran logro es que estamos aquí, después de 63 años luchando»; sin embargo, mencionó algunos de los retos que hoy enfrenta el trabajo político-ideológico en medio de un ataque despiadado de quienes pretenden acabar con la Revolución.

Al respecto, expuso lo vital que resulta fortalecer el consenso nacional, sembrar fe en la gente, poner siempre los intereses del país por encima de los personales, dirigir con el ejemplo, sin catecismos ni dogmas, y que no se distorsionen en la base las decisiones que se adoptan por la dirección del país.

f0238280
Foto: Estudios Revolución

EMPRESA ESTATAL EN LA MIRA DEL PARTIDO

La asamblea de balance del Partido en el municipio de Camagüey dedicó, igualmente, especial atención al análisis de los problemas que presenta el sistema empresarial del territorio, algunas de cuyas entidades atraviesan una situación productiva, económica y financiera desfavorable.

El delegado Santos Pineda Zamora insistió en lo imprescindible de lograr una adecuada preparación de los núcleos acerca de cómo hacer una evaluación correcta del estado económico de las empresas, con el propósito de que tales asuntos se analicen con mayor profundidad y se destierre la superficialidad.

«Para enfrentar esos problemas existe un recurso inagotable: el control y la exigencia», afirmó Ariel Santana Santiesteban, primer secretario del Comité Provincial del Partido, quien en las conclusiones llamó a incorporar a los métodos de trabajo un estilo cada vez más participativo, despojado de formalismos, que nada tienen que ver con la esencia misma del actuar partidista.

A tales retos, a partir de una estrecha vinculación con la base y de la respuesta individual de cada militante, deberá enfrentarse en lo adelante el nuevo Comité Municipal del Partido electo y su buró ejecutivo, al frente del cual fue elegido como primer secretario el compañero Julio César Toledo Martín.

 APROVECHAR EL TALENTO DEL PUEBLO

Fiel al compromiso del intercambio, a la observación oportuna para conocer dónde están los principales problemas y sus soluciones, al vínculo sincero y familiar con el pueblo, llegó Miguel Díaz-Canel Bermúdez al consejo popular de Ceballos, en Ciego de Ávila, como parte de la visita de trabajo que realizó a la provincia.

El Primer Secretario llegó al filo de las 9:30 de la mañana al seminternado de primaria Levan Kikava Levi, por donde inició el amplio recorrido, que también incluyó otros sitios del poblado y la unidad empresarial de base (UEB) Producción de Vegetales.

Recibió una amplia explicación, por parte de Aydeé Cuello León, delegada de la circunscripción 39, donde está enclavado el centro educacional que acoge a 467 estudiantes que cursan desde el primero al sexto grados.

Se interesó por las soluciones de los planteamientos en las circunscripciones, la efectividad del trabajo comunitario y el rol de los jóvenes en las tareas económicas y sociales, esto último, «digno de elogio, pues la juventud estuvo a la vanguardia en muchas de las tareas realizadas en la comunidad», le comentó Cuello León.

La delegada explicó que el trabajo no se detiene en aras de darle solución a todos los planteamientos, entre los que se encuentran el arreglo de los viales, labor aún en ciernes, pero que adelantan con la participación de la Empresa Agroindustrial Ceballos y los vecinos, de acuerdo con las posibilidades y la disponibilidad de recursos.

De las 29 afectaciones ocasionadas por el huracán Irma solo una queda por resolver en la circunscripción, donde también repararon el consultorio médico, la sala de fisioterapia, la bodega La Inolvidable, el consultorio número tres del médico de la familia, el local para los trabajadores sociales, y el gimnasio biosaludable, siempre con la participación de los pobladores y trabajadores y propietarios de las siete minindustrias enclavadas en la circunscripción, donde habitan poco más de 1 460 personas.

«La experiencia más rica que debe sentir un delegado es la participación de la población en el cumplimiento de las tareas», le comentó el Presidente a Cuello León, una mujer con fuerza cinco en el quehacer cotidiano, en la conducción de los vecinos y delegada desde hace 43 años.

«Hay mucho talento en nuestro pueblo, por eso la gente debe opinar, participar, movilizar. Podemos hacer muchas cosas que no necesitan de tantos recursos. Eso emancipa, enaltece, eleva la calidad de vida», consideró el Jefe de Estado.

Sin evadir preguntas, el mandatario explicó que es imposible dar solución a todos los problemas a la vez, pero entre cubanos, con la participación del pueblo, se puede resolver una gran cantidad de ellos, máxima con la que estuvieron de acuerdo Rafaela, Abdel, Reina y Celia, reunidos en la casa de esta última, recién reparada, y adonde acudió el Primer Secretario del PCC.

Al concluir el recorrido por el poblado, el Jefe de Estado intercambió con trabajadores de la UEB Producción de Vegetales, perteneciente a la Empresa Agroindustrial Ceballos, considerada por el propio mandatario como ejemplo de entidad estatal socialista, y elogiada en reiteradas ocasiones por cerrar el ciclo productivo desde el campo hasta la industria.

«Ceballos es, sin dudas, un referente para el país en la producción agropecuaria», afirmó en su visita a un colectivo obrero que logra la mayor productividad de cultivos protegidos en Cuba, con rendimientos que superan las 45 toneladas por hectárea como promedio en los diferentes cultivos, y más de 90 toneladas en el tomate.

Exnier Gonzáles Suárez, director de la UEB, explicó que la organización cuenta con 12 colectivos agropecuarios, 300 casas de cultivos protegidos que abarcan 31,5 hectáreas, más otras 56 al aire libre, con tecnología eficiente en el sistema de riego por goteo y el empleo de la fertirrigación.

La unidad cumplió antes del fin de año su plan de exportación del chile habanero –conocido también como ají picante–, al embarcar hacia países de Europa y América 72 toneladas, la mayor cifra hasta ahora. (Miguel Febles Hernández y Ortelio González Martínez)

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.