Apuesta Egrem por uso de la ciencia en industria musical de Cuba

Conocer el consumo de los públicos y dirigir hacia ellos, de modo eficaz, las propuestas de los creadores devienen prioridades de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (Egrem), de ahí su apuesta por aplicar la ciencia en la industria musical de Cuba.
Apuesta Egrem por uso de la ciencia en industria musical de Cuba

Santiago de Cuba, 25 ene.— Conocer el consumo de los públicos y dirigir hacia ellos, de modo eficaz, las propuestas de los creadores devienen prioridades de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (Egrem), de ahí su apuesta por aplicar la ciencia en la industria musical de Cuba.

Así lo confirmó hoy Mario Escalona, director nacional de la Egrem, quien comentó el estrechamiento del vínculo con las universidades de La Habana, las Artes y Oriente, de Santiago de Cuba, convencido de la imposibilidad de incidir en la espiritualidad de las personas, sin las herramientas dotadas por las ciencias.

Mencionó las investigaciones asociadas al consumo y a los resultados de trabajo de la casa disquera, entre ellas la consultoría con la academia para elaborar el plan de negocios hasta 2024, a partir de estudios de factibilidad, que permiten avizorar las perspectivas en el orden económico, las tendencias de producción en el mundo y cómo adaptarlas al contexto cubano.

Consideró la investigación, la innovación y la aplicación del conocimiento científico como pilares para el desarrollo exitoso de cualquier empresa, por eso la necesidad de la capacitación y formación de nuevas capacidades en los trabajadores, y recalcó la importancia de los nexos con las universidades.

En el balance anual de 2021 de la Egrem en Santiago de Cuba, Escalona dijo que esta unidad empresarial de base tiene mejores condiciones para enfrentar los procesos referidos, en tanto su director, Marcos Campins, defendió recientemente su tesis doctoral sobre los consumos y escenas musicales en esta urbe, reconocida como Ciudad Creativa en ese ámbito en noviembre último.

Con este precedente, pidió incentivar el uso de la ciencia en la vida interna de la entidad, lo cual contribuirá a solucionar las posibles dificultades, y felicitó a todos por la firma del convenio de colaboración con el Centro de Estudios Sociales Cubanos y Caribeños Dr. José Antonio Portuondo, adscrito a la Universidad de Oriente.

Signados por la COVID-19, los dos últimos años impactaron el quehacer de la Egrem aquí, en particular por la reducción de las presentaciones presenciales de las diez agrupaciones de la Agencia Son de Cuba y la comercialización de servicios en los más de veinte centros culturales que la integran, sin embargo, esto no impidió la promoción de la música tradicional desde las plataformas virtuales.

Durante el intercambio trascendió la participación de los septetos Ecos de Tivolí, Morena Son, Los Guanches y Santiaguero en eventos y festivales internacionales y los conciertos por Streaming de todos los grupos, además de las grabaciones de nuevos fonogramas en los Estudios Siboney, fundados por el Comandante Juan Almeida.

Pese a las estrategias de promoción y comercialización, los creadores manifestaron su preocupación por el mantenimiento de los salarios cuando concluya la protección aprobada a causa de la pandemia, sobre todo por el inconsistente cumplimiento del convenio entre los ministerios de Cultura y Turismo.

Al respecto, Jorge Félix Cambet y Fernando Álvarez, directores de Ecos del Tivolí y Karachis, respectivamente, coincidieron en la necesidad de buscar alianzas en otros territorios con desarrollo turístico e insistir con la dirección territorial del ramo para incluir a los artistas de la Egrem en los espectáculos de las instalaciones del sector.

En la ocasión, la unidad empresarial concedió el Premio Siboney a la Excelencia Musical a tres personalidades y dos instituciones destacadas, por sus aportes al progreso cultural de la provincia.

Recibieron la distinción Lázaro Expósito, quien fungió durante 12 años como Primer Secretario del Partido en el territorio suroriental, Israel Tamayo, escultor y ceramista con una obra plástica vinculada a la música, en la que resalta el mural cerámico donado a la urbe -ubicado en el exterior del salón del Son-, y el periodista, ensayista y crítico Reinaldo Cedeño.

Asimismo, el Museo de la Música Pablo Hernández Balaguer y el municipio Santiago de Cuba, incluida recientemente en el clúster de las Ciudades Creativas de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), fueron agasajadas con el premio instituido por vez primera en julio de 2020.

También, se distinguió a los trabajadores e instalaciones destacados durante 2021, entre ellos el ingeniero de sonido Máximo Espinosa, multipremiado en los Grammy Latino, Sanyis Hechavarría, Alba Ávalo, el Ranchón del Músico, la Casa de la Música La Pachanga, el Iris Jazz Club y el Salón del Son.

Con retos por delante, la Egrem en Santiago de Cuba prevé aumentar las producciones discográficas de los artistas del oriente cubano, el principal objetivo de su fundación hace más de cuatro décadas; lograr nuevas maneras de comercializar los bienes y servicios en la era de Internet y afianzar la presencia en los medios de comunicación tradicionales y las plataformas digitales. (Beatriz Vaillant Rodríguez)

 

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.