Béisbol cubano, Santiago selló primera fase evaluativa de estrategia de desarrollo

La serie de encuentros promovidos por la dirección nacional del INDER y la comisión nacional de béisbol llegó este sábado a Guantánamo y Santiago de Cuba para completar así un recorrido por la zona oriental del país que se inició en Sancti Spíritus y que posteriormente se proyectará hacia el resto de las provincias cubanas.
Béisbol cubano, Santiago selló primera fase evaluativa de estrategia de desarrollo

Santiago de Cuba, 24 oct.— La serie de encuentros promovidos por la dirección nacional del INDER y la comisión nacional de béisbol llegó este sábado a Guantánamo y Santiago de Cuba para completar así un recorrido por la zona oriental del país que se inició en Sancti Spíritus y que posteriormente se proyectará hacia el resto de las provincias cubanas.

El vicepresidente primero del organismo deportivo, Raúl Fornés Valenciano, y el comisionado nacional de béisbol Reinaldo Pérez Pardo encabezaron este periplo que promovió en cada uno de los territorios visitados el análisis a fondo de lo avanzado hasta el momento en la aplicación de la nueva estrategia del béisbol cubano, así como las acciones que hay que acometer en lo adelante para que esta línea de acción encuentre total concreción y siente las bases para el fortalecimiento y alcance pleno de este deporte en todos los ámbitos del país.

Como resultado de estos encuentros la prensa cubana ha podido reflejar algunas de las aristas que conforman este ambicioso y necesario programa que hoy está en el centro del trabajo en todos los territorios y que convoca a un esfuerzo multidisciplinario para conseguir que llegue a feliz término con el concurso determinado de todos los que de una forma u otra están relacionados con esta disciplina deportiva.

Potenciar el uso de fuentes de energía renovables, pasar a nuevas formas de gestión empresarial instalaciones y academias de manera que sean autosustentables -proceso en el que será pionero el emblemático estadio Latinoamericano de nuestra capital-, acentuar el trabajo en la formación de los atletas, aplicar formas diferenciadas de pago a los jugadores según sus resultados competitivos – es decir, no recibirán lo mismo los jugadores regulares que los suplentes-, y aplicación rigurosa de la ciencia a todo el quehacer de preparación deportiva son temas con prioridad en el enfoque demandado.

Una carencia bien conocida y que asomó en los debates que tuvieron lugar como parte de la amplia consulta popular que precedió a la conformación de la nueva estrategia es el reducido número de juegos que disputan los jugadores desde las categorías infantiles hasta llegar a mayores pues sus campeonatos, como es conocido, tienen un calendario sumamente estrecho. Téngase en cuenta que para llegar al número que se considera apropiado (1255 juegos) haría falta un incremento de por los menos 905 partidos. Ese es indudablemente un tema de vital importancia de cara al futuro.

Igualmente tiene valor estratégico promover la práctica sistemática del béisbol para que este llegue hasta el último rincón del país pero por supuesto ello conlleva acciones para dotar a los municipios de los medios materiales que hagan posible este tránsito.

Consecuentemente es también materia que reclama mayor alcance y profundidad el trabajo de captación de talentos de manera que no quede un lugar por apartado que sea donde se puedan perder exponentes con cualidades especiales para la práctica de este deporte.

Estas fecundas reuniones de análisis también han permitido tener un adelanto de las proyecciones en cuanto al calendario nacional una vez que comience la reanimación tras los efectos de parálisis provocados por la pandemia.

De manera particular las autoridades del INDER y del béisbol cubano han confirmado la intención de activar en el venidero mes de noviembre la preparación de las preselecciones provinciales con vistas a la ulterior conformación de los equipos que tomarán parte en la 61 Serie Nacional de Béisbol, cuya arrancada se prevé para la tercera semana del mes de enero del próximo año.

Se ha conocido que la temporada que se avecina comprenderá, además de nuestro campeonato nacional (como de costumbre con participación de equipos representativos de todas las provincias), un certamen élite con un menor número de selecciones y en el que concursarán solamente los atletas más destacados del país.

También se ha confirmado que la próxima serie nacional se disputará necesariamente en horario diurno atendiendo a las actuales limitaciones del país en materia de generación eléctrica.

Por lo pronto este es a grandes rasgos el saldo de esta primera etapa del análisis que se ha concretado en ocho provincias cubanas (desde Sancti Spíritus hasta Guantánamo) y que posteriormente se extenderá al resto; lo cual es una suerte de antesala de la vuelta paulatina a escena de esa gran pasión nacional que es el béisbol cubano.

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.