Cuba sigue los acuerdos del 8vo Congreso del PCC y pone en práctica nuevos estilos de trabajo

Spread the love

Este Congreso, con su amplio y crítico debate, defendiendo la visión integral de continuidad, ha aportado ideas, conceptos y directrices que trazan la guía para avanzar resistiendo. Pero es imprescindible enfrentar ese desafío con el mayor conocimiento posible del complejo contexto nacional e internacional, conscientes de que el mundo cambió de un modo dramático y hay demasiadas puertas cerradas para las naciones de menos recursos y muchas más para quienes nos empeñamos en ser soberanos”
                                                 Diaz-Canel en la causura del Octavo Congreso del Partido, 19 de abril de 2021

Santiago de Cuba, 16 junio.— En Cuba se inició recientemente un proceso con el fin de implementar las directrices, las ideas, los conceptos y los acuerdos derivados del Octavo Congreso del Partido.

La importancia de estos encuentros radica en que se puede informar y compartir directamente con la dirección del país la manera en que lo hará cada territorio y a que aspiran con este proceso, es decir sus objetivos fundamentales y así mantener viva la idea de que el El Octavo Congreso del Partido es un Congreso histórico, el Congreso de la Unidad y la Continuidad.

Por otro lado también hay recorridos del Gobierno y las visitas a las provincias, que se hacen desde diferentes instancias, en activos por sectores y temas convocados con la militancia del Partido.

Revitalizar el quehacer y la ejemplaridad de la militancia, rediseñarle derroteros a desafíos como la producción de alimentos y seguir fortaleciendo las capacidades de la empresa estatal socialista, también son temas claves. Propósitos en los que desempeñan un rol determinante la ciencia y la innovación, junto a la informatización y la comunicación social.

Con el propósito de no engavetar los acuerdos del Octavo Congreso del Partido se reune semanalmente el Secretariado del Comité Central, encabezado por el Primer Secretario y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, desde finales de abril, para discutir temas de interés que inciden directamente en la población cubana y así impulsar y dar seguimiento a importantes decisiones desde las estructuras y cuadros del Partido, la UJC, la ANAP, entre otras organizaciones sociales.

Como una muestra de que hay que ir cambiando los métodos y las medidas para ver cómo buscamos una mayor efectividad en nuestros propósitos es justo mencionar que cuando hace un año la COVID-19 llegó a Cuba, las alarmas se dispararon ante imágenes aterradoras que mostraban terapias intensivas del primer mundo colapsadas por la cantidad de contagiados. Entonces fue cuando se apeló a la soberanía tecnológica con todas las cartas, y un año después teníamos cinco candidatos vacunales contra el SARS-CoV-2 y varios equipos y dispositivos médicos para enfrentar su virulencia. Las alianzas entre las instituciones científicas y las universidades comenzó a dar sus frutos.

Evidentemente, esta es una muestra de que hay que ir cambiando los métodos y las medidas para ver cómo buscamos una mayor efectividad.

También hoy estamos cumpliendo con lo planteado en los últimos congresos del Partido, y más concretamente en el 8vo, en lo referido a la transición de los jóvenes, a la renovación del Partido y a la continuidad. Se le agradece a la generación histórica por la oportunidad dada a los más jóvenes de participar en el proceso revolucionario sin paternalismos para aportarle a la Revolución y desarrollarse bajo esa confianza.

La provincia de Santiago de Cuba está en espera de la visita de la dirección del país para informar sobre lo que se está haciendo al respecto y trazar nuevas pautas para mantener vivos los acuerdos del Octavo Congreso del Partido, el Congreso de la Unidad y la Continuidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 2 =