Oficina Onure Santiago intensifica control de portadores energéticos en entidades estatales

La Oficina Nacional para el Control del Uso Racional de la Energía (Onure) en la provincia de Santiago de Cuba despliega sus fuerzas para el control de los portadores energéticos en entidades estatales, ante la necesidad del país de reducir el consumo de electricidad actualmente.
Oficina Onure Santiago intensifica control de portadores energéticos en entidades estatales

Santiago de Cuba, 20 mayo.— La Oficina Nacional para el Control del Uso Racional de la Energía (Onure) en la provincia de Santiago de Cuba despliega sus fuerzas para el control de los portadores energéticos en entidades estatales, ante la necesidad del país de reducir el consumo de electricidad actualmente.

Una de las acciones más importantes realizadas son las inspecciones de contingencia, debido al aumento de la demanda por las elevadas temperaturas de mayo, el déficit de combustible por el recrudecimiento del bloqueo de los Estados Unidos a la Isla y la creciente adquisición de equipos electrodomésticos por la población.

Por ello se impone regular la demanda, lo cual asegurará que el sector residencial no sea afectado, puntualizó a la Agencia Cubana de Noticias Leticia Ramos Stivens, especialista de comunicación en la Onure Santiago de Cuba.

Son los inspectores, dijo, los encargados de verificar rigurosamente el cumplimiento de los planes de medidas de ahorro para los diferentes horarios del día y los llamados “picos”, si se ajustan a las cifras de consumo asignadas y que el centro cuente con la bitácora eléctrica con las autolecturas diarias y otros indicadores de eficiencia.

Además, puntualizó, realizan recorridos por las entidades y revisan diferentes áreas de uso significativo de la energía para detectar deficiencias como son las de calderas, en particular el estado del aislamiento térmico, salideros de vapor, combustible u otros fluidos.

En caso de los sistemas de clima y refrigeración, indicó, observan la hermeticidad de los locales climatizados, el estado de las cámaras frías y la apertura y cierre de las mismas.

Otro tanto ocurre en la iluminación, que sea la adecuada y los circuitos estén compartimentados, acotó.

En tiempos de contingencia energética, recalcó Ramos, deben desconectarse en los horarios picos (11:00 am a 1:00 pm y 5:00 pm a 9:00 pm) todos aquellos equipos que no estén en función directa a la producción o los servicios.

La Onure en Santiago de Cuba fue reconocida por su contribución en la más reciente situación de ese tipo, causada por afectaciones en el sistema electroenergético nacional por el déficit de generación.

En el territorio participaron seis especialistas en las inspecciones -realizaron alrededor de 85- en entidades altas consumidoras. (Marlene Montoya Maza)

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.