Restauran en taller santiaguero colección de Francisco Prat Puig

Restauran en taller santiaguero colección de Francisco Prat Puig

Santiago de Cuba, 9 dic.— Casi un año de trabajo tiene el Taller de restauración y conservación de papel, en esta ciudad, con un personal joven enfrascado ahora en una colección personal de documentos, libros, manuscritos, investigaciones y tesis que tutoró el arqueólogo, restaurador de obras arquitectónicas y especialista en arte de origen catalán Francisco Prat Puig (1906-1997).

La doctora en Ciencias del Arte Yaumara López Segrera, jefa del Departamento de investigaciones arqueológicas de la Oficina del Conservador de la Ciudad (OCC), precisó a la Agencia Cubana de Noticias que su apertura fue el resultado de varios cursos impartidos por profesores italianos en Santiago de Cuba.

Indicó que el taller vino a llenar un espacio vacío que tenía la OCC en el empleo de esa técnica y en otras instituciones de la provincia que pueden beneficiarse con sus servicios.

López Segrera destacó la importancia de preservar la documentación, no solo la considerada histórica, ya que existen otras necesarias para el futuro, lo cual solo se logra con métodos apropiados, e insistió en no tener que es perar su deterioro para empezar a trabajar en ellas, siendo este uno de los objetivos del taller.

Sobre los encargados de esa tarea, la cual calificó de meticulosa y de mucha dedicación, señaló que son jóvenes formados en la Escuela de oficios Ugo Luisi, egresados primero de investigación arqueológica y luego especializados en restauración y conservación de papel.

En cuanto a los labores actuales en la documentación de Prat Puig, indicó, que precisamente una de las entidades anexas a la OCC es el centro que lleva su nombre y atesora una valiosa colección de arte que donó a la Universidad de Oriente, de cuyo claustro formó parte, y se dispuso pasara a la institución cultural para el mayor acceso del público a esas piezas de incalculable valor.
cn
José Ángel del Valle Rodríguez, de 25 años, uno de los jóvenes del taller, mencionó entre los trabajos previstos el tratamiento de la prueba de impresión del libro de Prat Puig El pre-barroco en Cuba y una copia del Archivo de Indias Ingenieros cubanos desde los siglos XVI hasta el XVIII.

En ellos aparecen parte de las fortificaciones construidas en Cuba en esas centurias, planos y detalles de profesionales que proyectaron o dirigieron su construcción, y las fuerzas a su cargo, en particular de La Habana y Santiago de Cuba.

Una vez concluido todo el proceso estarán a disposición de interesados en consultar esa bibliografía para tesis de maestría y doctorado u otras investigaciones, recalcó.

Denia Ladrón de Guevara, de 27 años de edad, egresada al igual que José Ángel de la escuela Ugo Luisi, se refirió al cuidado y delicadeza con el papel, ya que las páginas pueden estar frágiles por los años de almacenamiento o haber estado en condiciones que agravaron su deterioro.

Para ello deben emplear guantes, nasobucos (mascarillas), delantales u overol para proteger la salud, ya que algunos documentos vienen con un alto grado de acidez, hongos y bacterias, al tiempo que hay que cumplir medidas higiénicas como el lavado de las manos.

Ambos restauradores coinciden en el extremo manejo de las piezas para no perderlas, ya que algunas demandan hasta quitarle la cola original para el tratamiento requerido.

Según explicaron, el proceso, hoja por hoja, demanda de la limpieza mecánica (tratamiento contra plagas), química, secado a temperatura ambiente, recuperación de faltantes, encuadernación, conservación en carpeta si es una sola página o en una caja de ser un libro. (Marlene Montoya Maza)

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.