domingo 04 diciembre 2022
EnglishFrenchItalianPortugueseSpanish

Con orden, disciplina y buen servicio se reanudó el transporte público en La Habana

Con orden, disciplina y buen servicio se reanudó el transporte público en La Habana

La Habana, 4 oct.— Tras un mes sin que por las calles y barrios habaneros transitaran en sus habituales recorridos ómnibus y taxis para en medio del combate a la COVID-19 evitar la mayor movilidad, la reanudación este sábado del vital servicio público transcurrió en sentido general con orden, disciplina y hasta buen comportamiento en muchos lugares.

A excepción de las lanchas que trasladan a pasajeros desde o hacia Regla, Casablanca y La Habana Vieja, las cuales como se anunció no comenzarían a funcionar este sábado, desde bien temprano estuvieron a disposición de la población las 17 rutas principales de las guaguas y 109 rutas alimentadoras.

Sus conductores -y los inspectores desde las paradas- velaron por el cumplimiento de las regulaciones epidemiológicas establecidas en materia del distanciamiento físico y del uso obligatorio del nasobuco.

Varios inspectores del Transporte dijeron a la Agencia Cubana de Noticias que la jornada marchó sin mayores contratiempos, incluso con buena frecuencia de los carros, orden y control, aunque algunos pasajeros se molestaron al no poder montar en el ómnibus cuando quisieron, pues bien se orientó que una vez ocupados todos los asientos sólo irían de pie hasta 30 personas en los vehículos articulados y no más de 20 en los rígidos.

Para varios choferes de la terminal de Guanabo, incluyendo Yunaysis Pérez, inspectora de apoyo en la parada cabecera de la ruta A-40 en La Habana Vieja, resultó una sorpresa que tras un mes sin que la población pudiera bañarse en la playa como parte de las medidas restrictivas por la COVID-19, hoy sábado el servicio se comportara con mucho menos pasajeros de lo habitual, hecho que atribuyeron a ser un día lluvioso y muy nublado.

En la parada del Hospital Naval, en dirección hacia la ciudad, amén de que estuvieran circulando por allí las rutas habituales del P-11, P-8, 58, A-40, 65, 68, 95 y los Transmetros, por citar algunas, su inspector, Jorge Luis Valdés, procuró que también decenas de personas viajaran en vehículos estatales, de los cuales registró la matrícula de los que no pararon para contribuir a aliviar la situación del transporte en la capital.

El viernes, en conferencia de prensa en la sede del Ministerio de Transporte, directivos del organismo y del sector en La Habana informaron que se estableció la ubicación de Inspectores de Ayuda al Pasajero en las paradas identificadas de alta movilidad, (incluye las cabeceras), y el apoyo en ellas de los medios estatales en el horario de las 06.30 hasta las 19.30 horas, medida de la cual se exonera las motos y motocicletas y vehículos de carga.

También adelantaron que en los pasillos de las guaguas se colocarán señalizaciones para marcar el distanciamiento necesario de quienes vayan de pie, y pegatinas visibles que precisan la cantidad de pasajeros permitidos a bordo.

Al respecto, en las cabeceras de las rutas se limitará hasta cinco los que viajarán de pie en los ómnibus rígidos y 10 en los articulados, lo que permitirá recoger personal en las próximas paradas. (Fidel Rendón Matienzo)

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.