Intercambian en Santiago de Cuba sobre primeras experiencias en enfrentamiento a coleros

Intercambian en Santiago de Cuba sobre primeras experiencias en enfrentamiento a coleros

Santiago de Cuba, 5 ago.— Es preciso lograr la integralidad y el concurso del pueblo en el enfrentamiento a coleros, revendedores y acaparadores, y el principal método debe ser la persuasión, acompañada de las acciones enérgicas hacia quienes persistan en tales actitudes.

Con esta premisa se desarrolló, en el Teatro Heredia de esta ciudad, una reunión de capacitación y análisis de los resultados de las dos primeras jornadas de labor en la organización de las colas con representantes del gobierno y de la Policía Nacional Revolucionaria a diferentes niveles, directivos de instalaciones comerciales, miembros de comisiones y otros relacionados con la tarea.

Las carencias generadas por la crisis asociada a la pandemia de COVID-19, que ha generado una descenso de casi un tercio en la economía mundial, han propiciado la proliferación de un grupo de fenómenos asociados a la marginalidad que afectan a la población.

Entre las principales manifestaciones están los que duermen frente a las unidades comerciales para lograr los primeros turnos, que luego venden, los acaparadores de productos de primera necesidad, que comercializan a precios elevados.

También están los que sustraen productos de los centros de producción y almacenes y quienes, mediante un pago, violan los mecanismos de venta establecidos para favorecer a revendedores y acaparadores.

Las causas y condiciones para tales actividades ilícitas están dadas por las carencias, las fallas en el control de los recursos y en el rigor de la exigencia a los que laboran medios o informaciones comerciales sensibles.

Es preciso diferenciar a las personas que deben hacer varias colas para adquirir productos porque sus familias son numerosas, explicó el Vicegobernador Manuel Falcón Hernández, y deberemos estudiar los límites en las ventas, para que no sea necesario hacer las colas varias veces.

En eso tienen un papel las autoridades de las comunidades, los delegados de circunscripción y presidentes de Consejos Populares.

Pero nadie que viva de ingresos normales tiene posibilidades de estar todos los días comprando pollo, aceite u otros productos, porque la situación actual ha hecho que casi todo sea producto de primera necesidad, precisó.

Al analizar la experiencia de varios municipios y distritos de la ciudad cabecera, se ponderó la inclusión de las farmacias entre los centros comerciales a atender, la necesaria comunicación de las comisiones creadas con los colectivos de los centros comerciales y la importancia de informar y persuadir, y enfrentar a quienes traten de fomentar la indisciplina y las ilegalidades.

Olber Martínez Díaz, gerente del complejo Palma, de Cimex, que atiende además los territorios de Contramaestre, Tercer Frente y Mella, expuso que en su Consejo de Dirección consideraron necesario fortalecer el enfrentamiento no sólo en el exterior de las unidades comerciales.

Como resultado, estudiaron la situación del capital humano con que cuentan, y han realizado movimientos para que no estén en las puertas ni en caja trabajadores con señalamientos o con problemas de relación con el público, experiencia bien acogida por los presentes.

La miembro del Buró Provincial del Partido Comunista de Cuba Yudith Rodríguez Herrera, subrayó la importancia de actuar de modo mancomunado, serio y enérgico donde sea preciso, porque esta tarea se desarrolla en beneficio del pueblo. (Carlos Alberto Gonce Socías)

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.