Durante los meses de pandemia la agricultura mantiene la vitalidad de sus funciones

Durante los meses de pandemia la agricultura mantiene la vitalidad de sus funciones

La Habana, 24 jun.— Durante los meses de mayor afectación de la pandemia la agricultura mantuvo sus funciones principales y buscó alternativas para mantener la vitalidad de la exportación de alimentos, el programa de autoabastecimiento municipal y la agricultura urbana, suburbana y familiar.

Gustavo Rodríguez Rollero, ministro de Agricultura, informó en el programa televisivo Mesa Redonda que en el caso de la exportación de tabaco torcido, que se transportaba normalmente a través de 12 aerolíneas, se buscó la variante de llevarlo hacia el exterior en contenedores refrigerados en navieras.

Asimismo, la exportación de carbón ha continuado en la medida de lo posible, puesto que muchos de los clientes y consumidores han cerrado sus negocios debido a la pandemia, situación que está cambiando gradualmente.

Rodríguez Rollero refirió que como enseñanza de esta etapa y como pauta para el futuro se debe priorizar la venta de este rubro en un formato más pequeño, puesto que de esta manera goza de mayor aceptación.

Los productos apícolas se convirtieron en uno de los más demandados en la etapa de la COVID-19, con grandes encargos por parte de clientes importantes y se exportaron algunos vegetales sobre todo a Canadá, destacó.

Se continúa priorizando la exportación en el país debido a que constituye una de las principales fuentes de ingreso a la economía y tributa al desarrollo de la nación, refirió el titular.

Durante los meses de mayor incidencia de la pandemia en Cuba se fortaleció el trabajo de la agricultura urbana, suburbana y familiar, técnica que ha probado su eficacia a la hora de obtener alimentos de una manera rápida y con menor necesidad de recursos.

Todas las semanas se ha chequeado la cantidad de canteros que aún están sin sembrar en la Isla, cifra que ha disminuido considerablemente, asimismo, se revitalizó la labor de las 808 micorindustrias del sistema de la agricultura, las cuales tienen una capacidad de procesamiento de más de 300 toneladas diarias.

Como parte de este programa se hizo un diagnóstico de los patios y parcelas del país y gracias al apoyo de organizaciones de masas e instituciones se han incrementado en 57 mil los disponibles para la cosecha de alimentos.

El autoabastecimeinto municipal también ha jugado un papel preponderante en esta etapa ya que contempla cultivos decisivos como el plátano y la yuca, de la cual quedan aún por sembrar unas 95 mil ha.

Se trabaja de igual forma con el boniato y la malanga, mediante un programa bien diseñado, de conjunto con los gobiernos locales que permitirá llegar realmente a las comunidades en cada municipio de la mayor de las Antillas.

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.