Desarrollan en Santiago de Cuba polígonos productivos en Revolución

Desarrollan en Santiago de Cuba polígonos productivos en Revolución

Santiago de Cuba, 1 dic.— Los Polígonos productivos en Revolución son una realidad en los nueve municipios de la provincia de Santiago de Cuba, para la producción de alimentos con ahorro de portadores energéticos, concentración de recursos y beneficio de las comunidades.
  
Lo que empezó en el Barquillo, de esta urbe, como referencia nacional, hoy se extiende a los Consejos Populares (CP) y la experiencia del Tercer Frente se resume en una muestra provincial con instalaciones de este tipo, en seis de sus ocho CP.
  
Orlando González, comercial de la Industria Alimentaria en esa zona del Plan Turquino (PT), dijo que la ventaja es el acercamiento de los alimentos a la población y el excelente encadenamiento productivo que como Proyecto de desarrollo local utiliza fortalezas e iniciativas de los sectores económicos en los CP.
  
En cada uno se procesan renglones agropecuarios específicos del lugar y que ofertan allí; en el CP La Tabla, sitio intrincado y de difícil acceso, tienen panadería, fábrica de conservas, de jugos naturales, de dulces criollos y otros renglones con muy buena aceptación.
  
González explicó que el Polígono municipal ubicado en la zona de Matías, tributa 34 tipos de alimentos a dos mercados Ideal y venden en el local.
  
Ampliaron el espacio con áreas de molino de granos y para producir guarapo, néctar de frutas, caramelos, vinagre, licores, mayonesa, pasta cubana, galletas criollas y otros que se logran en cocinas que usan hasta la cascarilla del café.
  
Todos tributan a la circulación mercantil del municipio, el de Matías reporta más de dos mil 500 pesos diarios, afirmó Miguel Benítez durante un recorrido por la instalación que además generó nuevos empleos para  jóvenes egresados de la enseñanza  técnico profesional en esas montañas.
  
La ACN encontró en un pequeño puesto de labor, sobre una higiénica mesa de metal, a Sarienne Rojas, recién graduada de elaboración de alimentos, quien procesaba la materia prima para refresco instantáneo que luego se envasa en bolsas de nailon, con lo cual dijo sentirse útil a la sociedad.
  
A la entrada, en diferentes estantes se exhibe y oferta lo que se procesa en el área industrial y que se debe al suministro de la agricultura y empresas azucareras; en esta ocasión la mayoría eran mermeladas de frutas, dulces tipo “cuerúa” y licores de diferentes sabores.
 
De referencia son también los polígonos agrícolas que se consolidan en la Finca Agroforestal El Anillo, perteneciente a  la empresa Gran Piedra-Baconao, del municipio Santiago, donde crecen áreas empaladas para la siembra de calabaza, habichuela, pepino y tomate.
 
 Del mismo modo, en la finca Chalons, de esta urbe, 85 hectáreas se dedican a la cosecha tecnificada de frutas, hortalizas, viandas y aves de corral de forma intensiva, sostenible y eficiente. (María Antonia Medina Téllez)

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.