Intensifican vigilancia y lucha antivectorial en Santiago de Cuba

Intensifican vigilancia y lucha antivectorial en Santiago de Cuba

Santiago de Cuba, 14 nov.— Un intenso tratamiento adulticida, fuerte vigilancia epidemiológica y arduo trabajo de saneamiento se llevan a cabo en la provincia de Santiago de Cuba para controlar, en cuatro de sus municipios, la infestación del mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue, zika, chikungunya y otras arbovirosis.
  
Guillermo Mora, director de Salud en el territorio, afirmó hoy  que cuentan con los recursos necesarios para mantener  las acciones entomológicas y epidemiológicas y el tratamiento focal.
   
Dijo que es esencial mantener la limpieza e higiene en patios y comunidades, así como elevar la percepción de riesgo en la población desde la Atención Primaria de Salud (APS) para rebajar la focalidad, principalmente en tanques bajos en hogares y centros laborales.
   
Mora mencionó la necesidad del aislamiento de los pacientes enfermos y de matar el mosquito volando, por lo que reclamó que se adopten las medidas en las familias para mantener abiertas las casas  en el momento de la fumigación y acudir al médico ante cualquier  señal  o malestar.
   
Algunos  síntomas de estas arbovirosis son fiebre, dolores musculares y en las articulaciones del cuerpo, sangramiento fuera de la etapa menstrual y malestar general, ante los cuales se debe acudir  lo más rápidamente posible al médico, asimismo en la APS, especialistas visitan hogares buscando estas sintomatologías.
  
El dirigente reiteró que se precisa el tapado de los tanques y no verter el abate, porque es necesario para eliminar la larva y, además, porque cada  cucharada  del producto le cuesta al país 15 centavos de dólar.
  
Odexa Fuentes, vicepresidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular, explicó las medidas intersectoriales implementadas  y el obligatorio cumplimiento de los  indicadores vectoriales, la limpieza en los barrios, centros laborales y recogida en tiempo de los desechos sólidos de conjunto con otras entidades.
   
Fuentes explicó que en Contramaestre la población aplica métodos tradicionales como el tratamiento adulticida con el llamado sahumerio hecho por las familias a base de hojas aromáticas secas y otros recursos para fumigar el hogar y a la vez eliminar otros insectos y vectores.
    
Otras soluciones locales apuntan a la erradicación de los microbasureros, a comprobar si la mezcla usada para desinfectar las casas tiene calidad, y otras que posibilitan un sistema de trabajo adecuado.
   
La Vicepresidenta  afirmó que el compromiso es cuidar la  salud  de la población y cerrar el actual mes de noviembre con el cese de la trasmisión y sostener lo hecho, y recordó a la población la obligación de exigir que se fumigue debajo de camas, armarios, muebles, sitios oscuros de la vivienda o centros laborales. (María Antonia Medina Téllez)

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.