Antonio Maceo: Combate Ceja del Negro

Antonio Maceo: Combate Ceja del Negro

Santiago de Cuba, 4 oct.— Una de las más importantes y sangrientas batallas de la Segunda Guerra de Independencia de Cuba, se libró el 4 de octubre de 1896, hace hoy 122 años en el lugar conocido por Ceja del Negro, provincia de Pinar del Río, donde las huestes mambisas demostraron su pujanza, bravura y heroísmo bajo las órdenes del Titán de Bronce, Antonio Maceo Grajales.

Ceja del Negro era un macizo elevado cubierto de Pinos y Encinas que estaban situados entre Viñales y la ciudad de Pinar del Río, donde topas españolas habían establecido un campamento bien defendido como parte del empeño de los peninsulares de capturar a Maceo que operaba en esta comarca.

Tres fuertes columnas enemigas se habían fortificado en esa zona de Viñales a Pinar del Río y cometían sus desmanes con la población de la región, sometida ya a las crueldades de la reconcentración ordenada por el Gobernador General de la isla Valeriano Weyler para impedir el apoyo a las huestes insurrectas.

Los primeros tiros de esta batalla comenzaron sobre las ocho de la mañana con el ataque mambí al fuerte de Guao, controlado por los españoles y bien defendido, por lo que las tropas cubanas tuvieron que luchar duramente para apoderarse del lugar.

A partir de ese momento, los combates se fueron generalizando y llegó un momento, incluso en que el Titán de Bronce se vio casi acorralado por los españoles, por lo que decidió marchar sobre Ceja del Negro donde se desarrollaría la acción más importante y sangrienta.

El empuje de los hombres de Maceo, después de varias horas de incesante combate hizo que las tropas peninsulares huyeran precipitadamente desde todos los puestos hasta la ciudad de Pinar del Río, donde los españoles se refugiaron incluso, con el temor de que el General Antonio los atacara y tomara esa importante localidad, capital del Occidente cubano.

En el campo de batalla de Ceja del Negro los españoles perdieron 500 hombres entre muertos y heridos. Los cubanos tuvieron 42 muertos y 185 heridos. Además se capturaron importantes cantidades de armas, municiones vituallas y alimentos.

Ceja del Negro fue una importante victoria para las armas cubanas y esta batalla demostró una vez más la extraordinaria capacidad, pericia, tenacidad y vigor del Lugarteniente General del Ejército Libertador, Antonio Maceo Grajales.

Autor

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Print

Noticias Recientes

Noticias Populares

Comentarios Recientes

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.