A 42 años del abominable crimen de Barbados no se ha hecho justicia

Santiago de Cuba, 6 oct.— La pista casi al alcance de su vista. Seawell se encontraba a sólo tres minutos. Con el tren de aterrizaje fuera y luego de cumplir todos los procedimientos para estos casos, el DC-8 y su valiosa carga humana intentaban sobrevivir al terror. El DQ-650 volaría sobre el Cubana 455 para […]