Las santiagueras, protagonistas decisivas en la Revolución

Las santiagueras, protagonistas decisivas en la Revolución Por Aida Quintero Dip

Santiago de Cuba, 11 ago.— El mejor legado de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) en sus 57 años es ser una poderosa fuerza al servicio de la nación, por la lealtad y protagonismo de sus afiliadas, afirmó Yuleidis Vega Blanco, secretaria general de la FMC en la provincia de Santiago de Cuba.

La FMC en el territorio santiaguero resultó destacada nacionalmente por su trabajo con motivo del proceso político Aniversario 57 Somos la Revolución.
  
Afirmamos con orgullo que somos “una Revolución dentro de otra Revolución”, como nos calificó el Comandante en Jefe, Fidel Castro, quien desde el triunfo, en 1959, se preocupó por la dignificación y activa participación de las mujeres en la vida de la sociedad y en cada nueva obra que se generaba, precisó la dirigente.
 
Esa vocación  de estar en la primera trinchera del deber, de dar el ejemplo y el primer paso para cumplir las tareas encomendadas, la heredamos las santiagueras de la más insigne federada, de Vilma Espín Guillois, nuestra eterna presidenta, destacó Vega Blanco.
 
Agregó que la organización, que celebra su aniversario el próximo 23 de agosto, atesora la madurez de los años y la vitalidad del primer día, y lo evidencia la capacidad de movilizarse  para asumir acciones de rehabilitación acometidas en el territorio, como parte del proyecto social Santiago Arde a favor de la calidad de vida de la población.
 
La provincia, señaló, también muestra resultados en la labor de las casas de orientación a la mujer y la familia, en la prevención y atención social y la salud, especialmente relacionados con el embarazo en la adolescencia, las adicciones y la campaña antivectorial.
 
Otro logro es el desempeño de las brigadas FMC-ANAP, y el buen porcentaje de mujeres incorporadas a las CPA, CCS y como usufructuarias, o sea, directamente vinculadas a la producción de alimentos.
  
En los foros de Ciencia y Técnica sobresale la creatividad femenina, sobre todo en función del ahorro energético, y se  revoluciona para bien el trabajo comunitario, potenciando los talleres de valores, haciendo énfasis en la labor político-ideológica mujer a mujer, a partir de la caracterización  de los problemas sociales que reclaman transformarse con celeridad.
 
En tal sentido se ha estimulado, dijo, la preparación de muchachas en oficios, con un programa de adiestramiento que promueve la organización, y se ha fortalecido el movimiento de madres y padres combatientes por la educación, para que ese empeño tenga éxitos desde la propia casa.
 
Refirió que la fuerza técnica y profesional supera el 67 por ciento, con una incursión relevante en todas las esferas de la sociedad, y que las mujeres ocupan cerca del 50 por ciento de los puestos de dirección, pero aún hay que seguir trabajando en acceder a más responsabilidades de toma de decisiones.
 
Tenemos el 36,7 por ciento de delegadas del Poder Popular, todo por las pruebas de aptitud y actitud de la mujer y sus aportes en la vida política, social y económica, subrayó.
  
Insatisfacciones hay, y Vega Blanco hizo hincapié en la necesidad de lograr mayor funcionamiento en las estructuras de base, perfeccionar los métodos y estilo de trabajo,  y utilizar mejor ese potencial humano y revolucionario que hay en cada alma de mujer.
  
Contamos con un 92 por ciento de integración a las filas, lo que representan  401 mil 056 mujeres, en lo que influyó las cuatro mil 032 muchachas que se incorporaron este año, una fuerza considerable para respaldar la Revolución y sus conquistas, apuntó.
  
El reto está en que la FMC funcione y actúe en delegaciones y bloques, allí  donde vibra la vida y se garantiza la continuidad de la organización y de la obra que defendemos, bajo el legado imperecedero que nos dejó Fidel, puntualizó la dirigente femenina.    

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

videos en portada

Formulario de acceso