Carlos Segrera: su obra más allá de Santiago de Cuba

Carlos Segrera: su obra más allá de Santiago de Cuba Por Yulia Nela González Bazán

Santiago de Cuba, 20 jun.— Nacido el 29 de febrero de 1880, el santiaguero Carlos Segrera, dejó una huella imborrable en el patrimonio arquitectónico de esta ciudad. Luego de cursar estudios según decisión de su padre en España regresa a Cuba y matricula en la Escuela de Ingenieros, Electricistas y Arquitectos de la Habana

en 1900, de la cual egresó como arquitecto en la primera titulación de estos profesionales formados completamente en el país el 19 de julio de 1906.

En abril de 1908 pasa a realizar las funciones de arquitecto municipal de Santiago de Cuba. El primer diseño de su autoría según los archivos es la alineación del paseo Martí, antiguo paseo de Concha.  El proyecto fue realizado a propuesta del alcalde Ambrosio Grillo Portuondo y atrajo la atención de Segrera por varias décadas.

Sin embargo el alcance de la obra de Carlos Segrera se afianza años más tarde. Su impronta está en la remodelación de las edificaciones de los alrededores del parque Céspedes como el hotel Casa Granda,  el club San Carlos, la Santa Basílica Metropolitana Iglesia Catedral, el edificio del Gobierno Provincial, el hotel Venus.

Sin embargo este eminente arquitecto también contribuyó a la imagen de otros territorios del país. Este otros destacan su trabajo en el Ayuntamiento de Las Tunas; la restauración de la iglesia de San Salvador de Bayamo, la Glorieta del parque Carlos Manuel de Céspedes en Manzanillo.

Sobre esta última, en su libro “Carlos Segrera: Arquitecto Iniciador del progreso arquitectónico y urbanístico de Santiago de Cuba en el siglo XX” las arquitectas Martha Lora Álvarez y Carmen Lemos refieren que está considerada una joya de la arquitectura ecléctica del primer cuarto del siglo XX en esa localidad.

Su construcción fue promovida por las autoridades mediante concurso el cual fue ganado por Segrera, y su objetivo era crear un espacio para las actuaciones de la Banda Municipal  de Conciertos.

El escenario en forma de glorieta fue inaugurado el 24 de junio de 1924. Según el texto consultado “su imagen exhibe los cuatro elementos caracterizadores de la arquitectura de influencia morisca” muy arraigado en el oriente del país: columna, arco, cúpula y policromía.

Ubicado en el centro del parque  el acceso se produce a través de dos escalinatas dispuestas en caras paralelas de su base hexagonal. El conjunto destaca por su belleza y perfecta armonía con el sitio donde se emplaza.

Según los expedientes de la época como proyectista incursionó en un amplio repertorio temático: viviendas, hoteles, cine-teatros, café-restaurant, parques, banco, círculo social, mercado, matadero, almacén, deportivas, salud, político administrativo, museo y religiosa.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

videos en portada

Formulario de acceso