Equinoterapia: Por la sonrisa de un niño

Unos 50 niños son atendidos en Santiago de Cuba con Equiniterapia, alternativa terapéutica y educativa aplicada a casos con necesidades educativas especiales

Foto: Autor

Santiago de Cuba, 11 nov.— A sólo pocos días de celebrar el aniversario 15 del empleo de la equinoterapia en pacientes infantiles con diversas patologías, el Complejo Parque Zoológico de Santiago de Cuba acoge unos 50  niños en este período, para el tratamiento acompañado.

Aquí se brinda apoyo a niñas, niños y adolescentes con necesidades educativas especiales y a sus familias atendidos según su patología una o dos veces a la semana por un equipo multisectorial que incluye psicopedagogos, logopedas, fisioterapeutas, técnicos de salud y servicios de podología.

La MsC. Nivia Pupo Hernández especialista de medio ambiente y coordinadora del Centro Provincial de equinoterapia en esta provincia, refirió al respecto: “la  equinoterapia es una modalidad de tratamiento bio-psico-social que aprovecha los movimientos del caballo para estimular a quienes lo montan, dentro de un abordaje multidisciplinario buscando el desarrollo de las niñas, niños y adolescentes con necesidades educativas especiales, gracias al  vínculo constante con el animal.

Aquí se trabaja con casos portadores de parálisis cerebral, trastorno del espectro autista, Síndrome Down, de Asperger, sordo–ciegos, discapacidad intelectual, discapacidades múltiples, trastornos afectivos, alteraciones en la comunicación, entre otras patologías.

Foto: Autor

Explicó además, que en este tipo de terapia se aprovecha las bondades naturales del animal como la temperatura, sus movimientos, su pelaje en el tratamiento de las diferentes patologías. Sin embargo, es de vital importancia conocer también quienes no deben ser tratados en esta terapia pues en vez de lograr la mejoría del paciente estaría empeorando su estado de salud. En este sentido se refirió a pacientes infantiles con tumores cerebrales, lesiones graves de columna y cardiopatías congénitas.

La mayoría de los casos que llegan hasta el Complejo Zoológico de Santiago de Cuba son una prueba fehaciente de cuanto se puede lograr en la socialización entre las personas que asisten a este sitio, mejor comunicación

entre los especialistas, los caballos, pacientes y familiares, el desarrollo de habilidades comunicativas pre-verbales como pueden ser el uso de miradas, gestos naturales y vocalización como formas de comunicación, imitación  de sonidos onomatopéyicos, de palabras, oraciones y frases  cortas.

Se fortalece también la confianza y seguridad mientras disminuyen la ansiedad y el estrés, lo cual permite una mejoría anímica, poniendo en juego la modificación de conductas alteradas por un modo de actuar más adecuado  entre los diferentes contextos donde se encuentre el niño o adolescente. Por último, este tipo de terapia favorece la inclusión educativa y social de estos pacientes con necesidades educativas especiales desde la primera infancia, preparándolos así para el futuro en sociedad.

Nivia comentó además, la valía humana que brinda este trabajo con niñas y niños con determinadas características en el cual lo más importante es el amor con que se debe realizar esta terapia; pues la sensibilidad y la comprensión de cada uno de los porcesos psicológicos por los cuales atraviesa no solo el pequeño(a) sino también sus familias, debe considerarse en los patrones de tratamiento para una mayor efectividad.

A quince años de iniciar la equinoterapia en Santiago de Cuba por vez primera, en el año 2004, este equipo de profesionales realizan otras actividades de juego con estos niños (as) que los motivan y desarrollan sus funciones cognitivas al tiempo que les impregnan en cada jornada una alta dosis de amor y esperanza que les permite soñar a las familias con un futuro mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + veinte =