Una herida abierta cada octubre

Santiago de Cuba, 6 oct.— Cuando el 6 de octubre la nave de cubana explotó en pleno vuelo esta reportera era una joven de secundaria, estaba en la Escuela Secundaria Básica en el campo José Wilfredo Matheus Orihuela enclavada en el municipio santiaguero de Contramaestre y recuerdo nítidamente a pesar de haber transcurrido 43 años la tristeza que se apoderó de aquel centro bullicioso que cada día amanecía con música para despertarnos, para darnos la bienvenida al regreso de las tareas agrícolas, sencillamente enmudeció porque sus estudiantes quedamos perplejos ante tanta barbarie. Quedamos como el pueblo todo, conmovidos.

Algo muy singular ocurrió allí, una de las jóvenes que cursaba estudios ya de grados superiores era familia de una de las victimas del sabotaje y sus allegados fueron a buscarla a la escuela, despertamos con sus gritos y aquella familia con rostros enlutados por las lágrimas y la desesperanza, era cierto, el imperio había volado una nave de cubana y habían perecido sus 73 pasajeros.

Cómo entender que así de simple ocurriera un hecho de esa índole, privar de la vida a personas inocentes, jóvenes fundamentalmente, el equipo de esgrima que traía a su Patria todas las medallas alcanzadas y así nos debatimos desde la juventud de entonces en las cosas espantosas, algunos descubrimos que era el terrorismo y que causaba mucho daño, aprendimos de la injusticia y de sus maniobras y fuimos madurando desde la historia contada y vivida, asimilamos las ineludibles razones de Cuba clamando justicia y el porqué de la herida abierta cada octubre aunque los años pasen.

Hoy como mujer madura, como madre, como cubana, repudio desde lo más profundo de mi corazón actos como estos, para que no haya más heridas que laceren a un pueblo, como aquella que hicieron los asalariados del imperialismo el 6 de Octubre de 1976 con la aeronave Cu 455 de cubana la cual se dirigía desde la isla de Barbados a la de Jamaica con destino en la capital cubana de La Habana, haciéndola explotar en pleno vuelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =