En noviembre se restablecerán, progresivamente, las conservas de tomate

A pesar del déficit de materia prima que ha enfrentado la industria, se debe de revertir la poca presencia de las conservas de tomate en la red de comercio a partir del mes de noviembre informó a Granma Osmel Alemán Rodríguez, director general de la Empresa de Conservas

La Habana, 18 oct.— La poca presencia, en los últimos días, de las conservas de tomate en la red de comercio, «debe revertirse paulatinamente a partir de los primeros días de noviembre, a pesar del déficit de materia prima que ha enfrentado la industria durante esta etapa», informó a Granma Osmel Alemán Rodríguez, director general de la Empresa de Conservas.

Para la campaña de tomate de 2019, explicó, estaba prevista la entrega, por parte de la Agricultura, de 79 940 toneladas de tomate, de las cuales se recibieron 22 814 toneladas, para un cumplimiento del plan de apenas el 28 %, lo que constituye uno de los resultados menos favorables de los últimos años.

En función de esa planificación inicial, añadió Alemán Rodríguez, la industria debía obtener, luego de procesar la materia prima, alrededor de 19 263 toneladas de productos en diferentes surtidos: puré de tomate, Vita Nuova, salsa para pizzas, tomate frito y jugos, entre otros productos.

«Debido a las afectaciones solo se lograron 6 733 toneladas de productos terminados, equivalente al 35 % de lo concebido. Por tanto, el país, a pesar de las limitaciones, decidió importar 3 800 toneladas de pasta de tomate, de ellas 2 800 para la Empresa de Conservas», subrayó.

Estos insumos, dijo, «ya comenzaron a entrar al país desde el pasado 10 de octubre en diferentes partidas, y los arribos deben concluir en el mes de noviembre. En estos momentos ya se situaron en Pinar del Río, La Habana y Matanzas los primeros contenedores, y en los próximos días deben llegar otros a las provincias centrales y orientales».

Siempre tendremos un déficit, puntualizó. «No obstante, las industrias están listas para enfrentar las producciones, por lo que debe mejorar la presencia de los productos en la red, sobre todo en la región occidental hasta Matanzas, a partir de los primeros días de noviembre, y para la segunda quincena del propio mes en el resto de las provincias».

Aun cuando la disponibilidad de envases y combustible pueda en algún momento limitar los niveles productivos y de distribución, se han ido tomando, a juicio de Osmel Alemán, un grupo de medidas en los territorios para que los productos lleguen al pueblo con mayor rapidez y estabilidad. Medidas que también deben evitar las manifestaciones de especulación y acaparamiento. (Yudy Castro Morales)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + dieciocho =