Verano y canción en Songo- La Maya

Santiago de Cuba, 21 ago.— Luis Barbería ha vuelto a exponer en las redes sociales que quiere estar en Songo – La Maya, sería el quinto trovador, que en pocos meses viaja a la tierra de Eduardo Rosillo, a la peña Cable a tierra que auspician Tele Turquino, la Asociación Hermanos Saiz, la dirección de cultura de Songo – La Maya y el proyecto JC.

Durante el verano, la peña trajo hasta la Tierra del León de Oriente a William Vivanco y Eduardo Sosa, dos de los más importantes cantores de los últimos años en Cuba. La propuesta que anteriormente había contado con Adrián Berazaín y Mauricio Figueiral es devolver a Songo – La Maya la visita de trovadores.

A principios de Siglo, en una entrevista a Raúl Torres, autoridades de cultura en el territorio notaron que no habían actuaciones sostenidas de trovadores en Songo- La Maya. Según investigadores, a no ser un concierto del grupo Mayoguacán en los 80, los de la Nueva Trova jamás visitaron este lugar.

Cable a Tierra, como proyecto radial pretendió traer hasta el territorio a importantes cantores pero la mayoría de las veces era telefónicamente. Durante este verano, los trovadores no estuvieron en la radio. Viajaron hasta Songo- La Maya.

La Trova se destraba

Varios estudiosos de la cultura en la tierra de Eduardo Rosillo hablan de cuanto Santiago de Cuba y Alto Songo tuvieron de canción juntos. Joaquín Ibáñez, nacido en Alto Songo, era un trabajador del Hotel Casagranda quien en los años 40 realizó tertulias en las que participaban grandes como el mismísimo Sindo Garay.

Es conocido el vínculo del autor de Perla Marina con trovadores locales. Se habla de Encarnación Columbié (El Decano) como uno de los mejores intérpretes de las canciones de Sindo y se dice que la canción La Baracoesa la estrenó en este mismo pueblo Sindo Garay.

Lo cierto es que la huella de la canción trovadoresca nacida en Santiago de Cuba tuvo aquí muchos cultores. La tradición llevaba largas tertulias y serenatas que murieron de golpe cuando desapareció la Casa de la Trova y cultura asumió a los cantores.

Según ha trascendido, en las casas de cultura se les prohibía beber y los trovadores abandonaron el lugar. No fue hasta el siglo XXI que reapareció un espacio para los trovadores con el trabajo del nieto de Encarnación Columbié: Claro Correoso. La casa de Eliades Ochoa, que igual se pensó serviría para reunir cantores fue abierta pero nunca funcionó. La peña Cable a Tierra, junto al trabajo de Correoso trata de retomar la trova en el territorio.
Entre volver y no volver

El verano de este 2019 sirvió para darle fuerza a la peña. Yaritza Hardy, directora de cultura, trata de hacer posible muchas otras sesiones, corren tiempos difíciles (Cuba siempre los ha tenido) pero la fusión de proyectos y entidades como JC, Tele Turquino y la Asociación Hermanos Saiz podría sostener la idea.

En los dos meses de verano visitaron la peña William Vivanco y Eduardo Sosa. En ambos casos, los bardos dejaron una impresión altísima. El director de la sede universitaria en Songo – La Maya, Alberto Díaz ha publicado en sus redes sociales el entusiasmo que le causan estas presentaciones.

El doctor en ciencias habla de cultura de resistencia, su hija, una adolescente asidua a la peña cantó un título de Sindo Garay y fue felicitado por Eduardo Sosa quien recibió la sorpresa de un título suyo, que apenas recordaba, cantado por el propio Díaz y el doctor Gerardo Ramírez.

Vivanco por su parte no solo estrenó el nuevo disco Trece con Magia, sino que conversó con su público y asombró a los presentes con una obra de altísimos quilates, además de sus habilidades en el canto.

De modo que ha habido canción en una tierra donde la tradición había quedado relegada, un sitio donde Sindo Garay solía estar, el lugar donde Eliades Ochoa tiene espacio para descanso final y morada. Un territorio en el que Compay Segundo trabajó y cantó, donde vivió Celina González o hubo un movimiento de trovadores de importancia mayor. Este verano hubo canto, trova y la intención es que siga más allá del tiempo estival. Un cable a tierra que como el tema de Páez. Pide que no se dificulte , nunca, la llegada del amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 8 =