Cuba y el Caribe: la lección de esta semana

La Habana, 23 jun.— Mientras a Cuba se le pretende aislar con políticas dañinas como el bloqueo económico, financiero y comercial, y se le incluye en listas negras de tráfico de personas, la Isla dedicó esta semana a lo que mejor sabe hacer, crear puentes y afincar las relaciones entre países sobre la base de la igualdad.

Desde el 11 de junio último y hasta el día 18, Bruno Rodríguez Parrilla, Ministro de Relaciones Exteriores de la Mayor de las Antillas, realizó una gira por el Caribe con visitas oficiales a Trinidad y Tobago, Santa Lucía, Guyana y Barbados, y lideró la delegación participante en la VI Reunión Ministerial Comunidad del Caribe (Caricom)-Cuba, celebrada en Guyana.

Poco antes de comenzar el periplo, escribió en su cuenta de la red social Twitter que el Caribe podrá siempre contar con Cuba.

Nuestras relaciones se sustentan en profundos lazos de amistad, solidaridad y cooperación y en el reconocimiento de que compartimos desafíos comunes los cuales solo unidos se podrán enfrentar, agregó entonces.

¿Es esta visita un gesto aislado? ¿A qué retos se refirió el Canciller?

Por cerca de 50 años, Cuba y Caricom, por ejemplo, comparten vínculos cuyos frutos han permitido la colaboración en varios sectores.

La Isla mantiene la cooperación con el Caribe, la cual se ha desarrollado en esferas como la salud, la educación, el deporte, la agricultura, la biotecnología y la construcción.

Recientemente, June Soomer, secretaria general de la Asociación de Estados del Caribe, calificó de excelentes los proyectos de cooperación que Cuba ofrece en el área; el enfrentamiento al cambio climático es uno de los ejes de colaboración, tema de especial interés para el territorio, afectado por diversos fenómenos naturales.

Otro de los aportes destacados está en el impulso a la educación y la formación de profesionales del área, díganse las becas ofrecidas en los campos médico y científico, entre otras.

Así lo reconoció la Canciller guyanesa, Karen Cummings, durante la VI Reunión de los ministros de Relaciones Exteriores del Caricom y Cuba, donde consideró que el conocimiento brindado se revierte en los pueblos de la zona.

Ahora, la gira realizada por el jefe de la diplomacia, Bruno Rodríguez Parrilla, deja claro el mensaje: sigue en pie el compromiso de aumentar y mejorar la colaboración bilateral y de hacer frente a los desafíos, que recuerdan hoy también la amistad mantenida a pesar de las presiones de Estados Unidos, porque la región decidió establecer relaciones diplomáticas con La Habana en la década del 70 del siglo pasado.

Los países miembros del Caricom rechazan el bloqueo impuesto por Estados Unidos a la Isla y más recientemente condenaron la activación del Título Tres de la Ley Helms Burton.

Rodríguez Parrilla consideró que una gira como esta resulta en el fortalecimiento de la hermandad y de los lazos político-económicos.

El Canciller sostuvo encuentros con las altas autoridades de los países visitados, y también con intelectuales, representantes de Movimientos de Solidaridad con Cuba y colaboradores cubanos, tal cual como ocurrió en Barbados.

En su recorrido, alertó sobre las amenazas en la región e instó a reafirmar el compromiso con América Latina y el Caribe como Zona de Paz, de acuerdo con la Proclama aprobada por los Jefes de Estado y de Gobierno en la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

Esta semana la Mayor de las Antillas reafirmó su compromiso de mantener la cooperación y agradeció el apoyo de las naciones del área.

Cuba sigue dando las claves para el avance en las relaciones multilaterales: la solidaridad, la voluntad común y el respeto, vitales no solo para los países pequeños, sino también para las grandes naciones si algún día quieren avanzar por vías diferentes a la prepotencia. (Héctor García Torres)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diez − 1 =