Cuba demanda uso compatible de las TICS con los propósitos y principios de la Carta de la ONU

La Habana, 4 jun.— El uso de las nuevas tecnologías de la información y las telecomunicaciones debe ser plenamente compatible con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, demandó Cuba en las Naciones Unidas.

Lilianne Sánchez Rodriguez, representante cubana ante el organismo internacional, intervino en la Sesión organizativa del Grupo de trabajo de composición abierta de la Asamblea General sobre avances en la esfera de la información y las telecomunicaciones en el contexto de la seguridad internacional, celebrado en la sede de la ONU en Nueva York, según información divulgada por el portal digital cubaminrex.

La diplomática señaló que por su alta relevancia para todos los Estados Miembros, la cuestión de la información y las telecomunicaciones en el contexto de la seguridad internacional debía ser examinada en un Grupo de Trabajo de la Asamblea General abierto, democrático, transparente e inclusivo.

En ese sentido reconoció que el inicio de los trabajos de este grupo intergubernamental representa un acontecimiento de gran relevancia y un giro muy positivo en la consideración del tema dentro de Naciones Unidas ya que posibilitará de manera efectiva y sobre la base de la cooperación y el entendimiento, encontrar soluciones multilaterales a los crecientes retos y amenazas por todos enfrentados.

Sánchez Rodriguez expresó profunda preocupación por el empleo encubierto e ilegal por individuos, organizaciones y Estados de los sistemas informáticos de otras naciones para agredir a terceros países, dadas sus potencialidades de provocar conflictos internacionales.

Al propio tiempo reafirmó el rechazo de Cuba al uso hostil de las telecomunicaciones con el propósito declarado o encubierto de subvertir los ordenamientos jurídicos y políticos de los Estados, pues constituye una violación de las normas internacionalmente reconocidas en esta materia, cuyos efectos pueden generar tensiones y situaciones desfavorables para la paz y la seguridad internacionales.

La diplomática aprovechó su intervención para reiterar la oposición de la nación caribeña a los intentos de convertir el ciberespacio en un teatro de operaciones militares y de legitimar, en ese contexto, acciones unilaterales punitivas de fuerza, por parte de Estados que aleguen ser víctimas de usos ilícitos de las TIC no verificados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + cinco =