Votaré Sí por el ideario y ejemplo de Martí y Fidel, dice jurista santiaguera

Santiago de Cuba, 22 feb.— Votaré Sí el 24 de febrero porque la nueva Carta Magna está guiada por lo más avanzado del pensamiento revolucionario, antiimperialista y marxista cubano, latinoamericano y universal, en particular por el ideario y ejemplo de José Martí y Fidel Castro, expresó hoy la jurista santiaguera Caridad García Rondón.

En declaraciones a la Agencia Cubana de Noticias subrayó que ratificar la nueva Constitución de la República de Cuba es respaldar la continuidad de la Revolución de todos y para el bien de todos; es unidad, unidad y unidad en tiempos de recrudecimiento del bloqueo por los Estados Unidos, y de amenazas, intimidaciones y presiones, insistió.

Votaré Sí por una nueva Constitución, avanzada y atemperada a la realidad social, económica y política de la sociedad cubana actual, porque la Ley de leyes refleja nuestras legítimas aspiraciones y ha sido construida con el ejercicio democrático de nuestro pueblo, recalcó la profesora de la Facultad de Derecho de la Universidad de Oriente.

Me siento representada y protegida en mis derechos, cuando se afirma en el documento que la mujer y el hombre tienen iguales derechos y responsabilidades en lo económico, político, cultural, laboral, social, familiar y en cualquier otro ámbito, destacó la también especialista de la Casa de Orientación de la mujer y la familia en Santiago de Cuba.

García Rondón agregó que el Estado propicia el desarrollo integral de las mujeres y su plena participación social, asegura el ejercicio de sus derechos sexuales y reproductivos, las protege de la violencia de género en cualquiera de sus manifestaciones y espacios, creando los mecanismos institucionales y legales para ello.

La nueva Carta Magna, dijo, amplía sus conceptos en términos de justicia, dignidad y derechos ya que en ella todas las personas tienen derecho a que se les respete su intimidad personal y familiar, su propia imagen y voz, su honor e identidad personal y se considera la violencia familiar, en cualquiera de sus manifestaciones, como una acción destructiva de las personas implicadas, de las familias y la sociedad.

Pienso que manifiesto el pensamiento y sentimiento de la mayoría del pueblo cubano, señaló la jurista santiaguera, si aseguro un exitoso desarrollo del referendo constitucional en una fecha tan histórica para la Patria como el 24 de febrero, pues ese paso representa que tendremos una Cuba libre, independiente y soberana hasta el último aliento de cada uno de nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 2 =