Servir a cambio de nada

De Santiago | | 0 |

Santiago de Cuba, 3 dic.— Servir al prójimo a cambio de nada es el fin que dan a sus vidas quienes por vocación, que nace y se cultiva, curan los dolores del cuerpo y hasta del alma. No importa el quién, el dónde o el cuándo.

Ser útiles y restaurar la salud de los enfermos es la primera de sus preocupaciones. Desempeñar la profesión con dignidad y conciencia significa que nada se interponga ni consideraciones de religión, raza o clase, así asumen el compromiso de actuar siempre en beneficio del ser humano.

Ser médico es más que una facultad que se aprende o un deber que se cumple, es una actitud ante la vida. Es aprender y luego enseñar medicina al pie del que sufre. Ser médico es entrega, pasión, altruismo.

Honrar a estos hombres y mujeres en la cotidianidad es tan solo gratitud infinita a quienes ponen toda su sabiduría, esfuerzos, afanes y desvelos al servicio de la salud y de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 5 =