Meses después de arresto de Lula se fortalece frente por su libertad

Del Mundo | | 0 |

Brasilia, 8 dic.— Unas 40 mil personas circularon hasta hoy por los espacios del movimiento Vigilia Lula Libre, frente a la Policía Federal (PF) de Curitiba, donde hace ocho meses llegó el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva para cumplir prisión.

Miembros de ese frente de resistencia comentaron al portal Brasil de Fato que en las primeras semanas hubo improvisación durante la ocupación de calles y aceras del barrio Santa Cândida, en el sureño estado de Paraná.

Pero actualmente, los integrantes de Vigilia cuentan con un terreno en la esquina de la Superintendencia de la PF, además de un alojamiento cercano, conocido como Casa Lula Libre, según indicaron.

A partir del segundo semestre de 2018, también comenzó a funcionar el Centro de Formación y Cultura Marielle Vive, lugar destinado a alimentación, formación política y a actividades culturales, señalaron las fuentes.

Lula arribó en abril a la Superintendencia de la PF, donde fue arrestado tras una condena sin pruebas y ser acusado de supuestos actos de corrupción.

Desde entonces, partidarios del exgobernante permanecen movilizados frente al edificio de la PF y fortalecen día a día la Vigilia Lula Libre, un espacio de firmeza democrática y formación política, apunta la publicación.

Según Luana Lustosa, integrante del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) en la región Sur de Paraná y en la Vigilia desde el primer día, la movilización pasó por un proceso de maduración.

‘Cuando Lula llegó a unos 100 días preso nadie tenía el coraje de hacer, porque parecía que se estaba aceptando la idea de que iba a permanecer recluido. Pero ahora tenemos cierta madurez para hacer planes y las acciones tienen una calidad mucho mejor’, reflexiona la activista.

Explica que las dinámicas de la Vigilia Lula Libre y del Centro Marielle unen ‘el ejercicio práctico de la militancia al teórico’, haciendo que las personas que llegan a esos espacios entiendan ‘lo que significa permanecer aquí y tener un preso político con la influencia popular del tamaño de Lula’.

En ocho meses, el exdirigente obrero recibió cerca de 90 visitas, entre ellas de personalidades nacionales e internacionales, como los cantantes Chico Buarque y Martinho da Vila, la monja Coen, el teólogo Leonardo Boff, el expresidente de Uruguay José ‘Pepe’ Mujica, el ganador del Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, el lingüista y filósofo estadounidense Noam Chomsky y el sociólogo portugués Boaventura de Souza Santos.

La mayoría de los visitantes estuvieron también en la Vigilia Lula Libre, para transmitir los recados de Lula a la militancia.

Para Sandra dos Santos, militante del Partido de los Trabajadores (PT) e integrante de la coordinación de la Vigilia Lula Libre, los ocho meses ‘trajeron un despertar a la militancia’.

La Vigilia ha cumplido un papel central, tanto en la denuncia, nacional e internacional, a la prisión política de Lula, como en la formación política de militantes, comentó Dos Santos.

Sobre escenarios para 2019, con el inicio del gobierno del político de extrema derecha Jair Bolsonaro, afirmó que el momento pide cautela, pues la coyuntura es de ‘mucha presión psicológica y la militancia necesita buscar equilibrio emocional’.

Pero, subrayó, la militancia que se ha formado en la Vigilia ‘no va a retroceder ni a cruzar los brazos’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Once + dieciocho =