Holguín: ¨Lo digo y lo repito y no es matraca mía¨

Deportes | | 0 |

Santiago de Cuba, 6 dic.— Los Cachorros de Holguín siguen repartiendo dentelladas a cuanto equipo encuentran en el camino y este miércoles hilvanaron su cuarta victoria consecutiva y novena que alcanzan en los diez últimos juegos al doblegar a domicilio a los Gallos de Sancti Spíritus con pizarra de 8 carreras por 5, afincados en decisivo racimo de seis anotaciones en la sexta entrada que tuvo como principal protagonista al patrullero izquierdo Geidy Soler con estacazo que encontró a dos compañeros en circulación y redondeó la triunfal revuelta.

El refuerzo santiaguero de los emplumados, Alberto Bicet, logró maniatar a los holguineros durante los cinco primeros episodios y llevó a la pizarra cinco ceros consecutivos pero en el sexto tramo Jorge Luís Peña prendió la mecha con indiscutible que fue principio del fin para el avezado tirador de Palma Soriano.

Maikel Cáceres imitó a Peña y – tras out intercalado – Manduley le echó más leña al fuego con doblete que rompió el celofán y fue seguido por boleto intencional a otro importado de la tierra caliente, Oscar Colás, pero Yunior Paumier frustró la maniobra con cohete a la banda izquierda que remolcó a los dos corredores más adelantados y le puso fin a la actuación de Bicet.

La cereza sobre el pastel fue obra de Geidy Soler quien recibió con estacazo extramuros al relevista Yanieski Duardo para añadir las últimas tres carreras del ramillete.

Los visitantes llevaron al montículo a dos lanzadores, Uberleydis Estévez (2-0) con apertura de seis episodios, ocho imparables y tres carreras limpias y Wilson Paredes, encargado de un cierre de tres entradas con tres imparables y dos carreras inmaculadas, labor que le valió para atrapar punto por juego salvado (7).

Aunque el referido racimo conseguido por los Cachorros habría sido suficiente para alcanzar el triunfo, estos agregaron dos más en el noveno ante el relevista Duardo y colocaron así las cifras definitivas del desenlace. El apagafuegos Yoanni Hernández tuvo que sacar la cara para conseguir el último out.

En el orden ofensivo, además del oportuno batazo de Soler, otros dos hombres de la nómina vencedora sacaron buenas notas con el madero, fueron ellos: Yordan Manduley (5-2, un doblete, una impulsada, una anotada) y Yunior Paumier (4-2, dos impulsadas y una anotada).

El triunfo conquistado por Holguín se combinó con la derrota sufrida por Industriales a manos de Villa Clara con marcador de 8 anotaciones por 1 y en consecuencia la tropa de Noelvis Hernández igualó en victorias y derrotas con los pupilos de Rey Vicente Anglada pero les reservó la última casilla de la tabla de posiciones a estos últimos pues los Cachorros dominan el compromiso bilateral 4-2.

Freddy Asiel Álvarez (6-6) interpuso su repertorio desde el box y trabó el desempeño de la artillería capitalina que apenas consiguió seis jits en siete entradas completas y una solitaria carrera, por demás inmerecida, ya que fue fruto de una pifia de  Carlos Benítez.

Javier Mirabal suscribió un cierre hermético de dos capítulos y solo un jit permitido para consagrar el triunfo de los Azucareros.

La ofensiva ganadora tuvo su principal baluarte en Norel González (5-5, cuatro anotadas) pero los más productivos resultaron el importado Carlos Benítez y Yandrys Canto, quienes se repartieron a partes iguales cuatro carreras remolcadas.

En la jornada los Leñadores de Las Tunas recobraron la senda ganadora en el José Ramon Cepero al disponer de los Tigres de Ciego de Ávila con saldo de 7 carreras por 6, tras una vigorosa remontada en el octavo episodio cuando perdían 6 x 2 y produjeron racimo de cinco carreras que cambió definitivamente el curso de la historia.

Los tuneros hicieron valer la solvencia de su proverbial artillería y refrendaron dieciséis imparables, dos de ellos acuñados por el reaparecido Yosvani Alarcón que terminó siendo eje de la victoria pues empujó un total de cuatro carreras para la causa de los Leñadores; mientras que en el bando local (dispararon trece jits) marcó la pauta Humberto Morales (5-3, dos remolcadas).

El triunfo al expediente del relevista Yosbel Alarcón (3-3) y el fracaso a la hoja de servicios del también apagafuegos Leomil González (2-3).

Hubo punto por juego salvado para Armando Dueñas (3).

Los abridores José Armando Peña y Yander Guevara se fueron sin decisiones.

Este nuevo tropiezo de los rayados ha reducido la diferencia con Holguín e Industriales a solo tres juegos y enciende las alarmas en suelo avileño ante el peligro de perder el salvador cuarto peldaño que garantiza el avance a los play-off.

Tabla de posiciones:

Las Tunas 28-18 / Sancti Spíritus 25-21 / Villa Clara 25-21 / Ciego de Ávila 22-24 / Holguín 19-27 / Industriales 19-27.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × dos =