Cantos y homenaje para Fidel en Bayamo

Cultura | | 0 |

Bayamo, 3 dic.— Un bello y profundo canto de libertad, porque eso significa su nombre y a ella consagró la vida, resultó el homenaje que cientos de granmenses tributaron al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, en ocasión de cumplirse el segundo aniversario de la llegada de sus cenizas a esta ciudad Monumento Nacional.

Niños, jóvenes, dirigentes, artistas y vecinos de la capital de la oriental provincia de Granma, en representación del pueblo de todo el territorio, acudieron anoche al parque museo Antonio (Ñico) López, donde ratificaron su amor y fidelidad al líder histórico de la Revolución, y el compromiso de mantener en alto los ideales enarbolados desde el triunfo del primero de enero de 1959.

Melitza Laura Llovet, estudiante de primer año de la carrera de Medicina, declaró a la ACN que constituye un gran honor rendir tributo a Fidel, cuya pérdida física sintió mucho.

Todavía hoy noto la ausencia -dijo- pero al igual que todos mis compañeros, futuros galenos, sigo sus pasos y continúo luchando, como mejor forma de homenajearlo.

Acudí a este encuentro para sentir un poco más cerca al Comandante, expresó Carlos Santiago Castellanos, colega de Melitza, mientras Mariam Sucel Méndez consideró un deber el estar presente, para reafirmar que los jóvenes cubanos seguirán adelante defendiendo el legado del invicto guerrillero.

Mirelis Echenique, directora artística del homenaje, expresó que, como toda su generación, lleva a Fiel muy dentro de sí, y por ello concibió un espectáculo para todo tipo de público, pero especialmente dirigido a las nuevas generaciones.

A ellos, en particular, quise transmitir un mensaje sobre el pensamiento y la presencia de nuestro eterno líder en la obra actual de la Revolución, agregó.

La Velada Político Cultural contó, entre otros, con las actuaciones de los coros Profesional de Bayamo e infantil Ismaelillo, trovadores, y destacados instrumentistas y solistas, como Yudenia Manso y Magda Beatriz Rivera.

En el mismo lugar donde le rindieron tributo el 2 de diciembre de 2016, los bayameses dieron Vivas a Fidel, a Raúl y a la Revolución, mientras con música, poesía, danza, imágenes y sentidas palabras, se ratificaron sentimientos de amor, lealtad y fe inquebrantable en la victoria.

Una vez más, el “Ñico López”, otrora cuartel Carlos Manuel de Céspedes, se llenó de luz, como aquella jornada gloriosa en la que fue atacado por jóvenes revolucionarios, el 26 de julio de 1953.

Como dignos herederos de Fidel y la Generación del Centenario, los allí presentes este 2018 confirmaron que la sociedad cubana seguirá creciendo y, como expresara el poeta, empeñará su suerte por un tiempo y un mundo mejores. (Elizabeth Reyes Tasé)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − catorce =