Jornada especial en la Filial de Ciencias Médicas Julio Trigo López

De Santiago | | 0 |
Foto: Autor

Palma Soriano, Santiago de Cuba, 27 nov.— Los hombres de luces nunca mueren, así pasa con los hombres que dejan su legado para la posteridad, que dejan un pueblo detrás de sí comprometido con su ejemplo.

Nuestro Fidel es de esos hombres de luz que siguen con nosotros y en el segundo aniversario de su desaparición física, los estudiantes, profesores y trabajadores de la Filial de Ciencias Médicas “Julio Trigo López”, desarrollaron varias actividades para conmemorar esta fecha y dejar patente que nuestro Comandante sigue vivo en el actuar y hacer cotidiano.

Yurina Parada Carrión. Metodóloga de extensión universitaria de la Filial comentó “se realizaron encuentros de conocimiento, deportivos, matutinos especiales y el Taller Fidel en la Memoria que fueron los más representativos durante una semana de recordación y tributo. Los profesores de segundo año de la carrera de medicina tuvieron a bien desarrollar un intercambio entre los estudiantes donde los saberes de la asignatura cardiovascular, respiratorio, renal y digestivo se pusieron a prueba, fueron válidas todas las iniciativas por parte de los alumnos, desde laminarias, maquetas, preguntas, respuestas y hasta dramatizaciones para sugerir los temas esenciales de la asignatura.

?

Este espacio de desarrollo de habilidades salió ganando la compresión de temas de complejidad para los discípulos”.

También el deporte con béisbol, baloncesto, futbol, y kimquimbol continuando la ruta del ejercicio como conquista del pueblo y una idea del líder invicto de la Revolución cubana.

Una de las acciones más trascendentales de esta jornada organizada de los futuros galenos de Palma Soriano, fue el Taller Fidel en la Memoria, expresión del agradecimiento de los jóvenes de la FEU con el Comandante. Ponencias, artículos, poster, galería de fotos, poemas, colección de periódicos y revistas sobre el acontecimiento en los días del 25 de noviembre al 3 de diciembre de 2016, conformaron la agenda.

Más que un grupo de documentos lo más valiosos fue la demostración de conocimientos y saber que las ideas fidelistas viven permanecen en la juventud.

El matutino especial puso de manifiesto el concepto de Revolución a través de coros hablados, poemas y canciones que demostraron que nada está perdido y que Fidel sigue aquí junto a nosotros y que el ejército de batas blancas es digno heredero de su ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cinco =