Plaza de Marte, uno de los mayores atractivos en el verano

Santiago de Cuba, 26 ago.— En el caluroso verano santiaguero, la Plaza de Marte se convirtió en uno de los sitios más concurridos por las familias los fines de semana, atraídas por las ferias con variedad de ofertas gastronómicas y culturales para todas las edades.

La figura gigante inflable del popular Chaguito da la bienvenida a quienes llegan al populoso espacio por la avenida Garzón, siendouna atracción de los más pequeños, al igual que los que andan a pie disfrazados de ese personaje, que ahora ya tiene pareja y con quienes muchos quieren hacerse fotos.

En carpas ubicadas en las calles que rodean el parque se pueden adquirir variedades de dulces, refrescos, panes, chocolatería, confituras helados, frutas y bebidas.

Igualmente cadenas turísticas, restaurantes y cafeterías venden sus productos, mientras el Fondo Cubano de Bienes Culturales, Artex, la Egrem y otras instituciones lo hacen con renglones de aceptación, comercializados tradicionalmente en sus puntos de venta.

A ello se suman los servicios de unidades ubicadas en ese entorno como la pizzería La Scala de Milano, la de más reciente apertura, en una edificación con rasgos de modernidad desde el punto de vista estructural y urbanístico.

Están, además, los servicios del Complejo Cultural Iris Jazz Club, el hotel Libertad, el Patio Los Dos Abuelos, donde se disfruta de la música tradicional, el Café Mama Inés, la Casa del Vino, tiendas y otras instalaciones.

La Plaza de Marte articula la zona alta de la ciudad con la baja por el Paseo Patrimonial Las Enramadas y lleva hasta el Paseo Marítimo La Alameda que mira al mar, actualmente con un malecón y numerosas ofertas gastronómicas y recreativas.

Ese parque atesora una interesante historia desde los siglos coloniales, cuando era utilizado para la ejercitación de las tropas de la metrópoli, entonces llamado Campo de Marte.

Cobró auge en el siglo XX con la apertura de comercios, hoteles y otros establecimientos, algunos de ellos aún en servicios como el hotel Libertad.

Se distingue por el sentido patriótico, ya que concentra esculturas conmemorativas de patriotas como José Martí, Perucho Figueredo, Francisco Sánchez Hechavarría, Camilo Cienfuegos y Orlando Fernández Montes de Oca.

Aunque en 1899 se le dio el nombre de Plaza de la Libertad, los santiagueros le siguen llamando Plaza de Marte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × dos =